El selectivo español amplía las pérdidas en la media sesión, hasta colocarse al borde de los 10.300 puntos, mientras que el resto de principales plazas europeas registran descensos inferiores, con el euro avanzando por encima de los 1,20 dólares.

El Ibex 35 pierde un 0,72%, hasta los 10.303,6 puntos.

Dentro del indicador, destaca la subida de Arcelormittal que avanza un 0,92%, impulsada por la fusión de ThyssenKrupp y la india Tata Steel en sus negocios de acero en Europa.

Por detrás se colocan Mediaset Cellnex Telecom que avanzan un 0,74% y un 0,52%, respectivamente.

En el lado contrario, ACS cae un 3,67%. Hoy se ha conocido que Saeta Yield firma de energía renovables participada por el grupo y el fondo GIP, ha obtenido un beneficio de 13,7 millones, un 68,2% más.

A continuación, los valores que más pierden son Banco SabadellInditex, que se dejan un 2,33% y un 1,76%.

Hoy Inditex ha presentado los resultados correspondientes al primer semestre de su año fiscal, que se han visto afectados por la fortaleza el euro. La compañía textil obtuvo un beneficio neto de 1.366 millones, lo que supone un aumento del 9%.

En el Mercado Continuo, Sniace lidera las subidas al avanzar un 6,63%, mientras que  los títulos A de Abengoa pierden un 6,67%.

Las principales plazas europeas, aunque sin muchos movimientos, optan por los descensos, mientras que el euro vuelve a apreciarse hasta superar los 1,20 dólares.

Así, Fráncfort pierde un 0,07%; y Milán, un 0,13%; mientras que París sube un 0,12%, y Londres, un 0,08%. El euro Stoxx 50 se deja un 0,02%.

Esta mañana se han conocido unos datos de balanza comercial en Japón que muestran una estabilización del superávit comercial en agosto en 367.300  millones de yenes, con aceleración tanto de exportaciones como de las importaciones.

En Europa, los precios de producción industrial de Alemania subieron un 2,5% en agosto en comparación anual y un 0,1% respecto al mes anterior.

En Estados Unidos tan sólo tendremos datos del mercado inmobiliario, con las ventas de viviendas mensuales de agosto, donde se prevé un repunte del 0,3%, frente al descensos del 1,3% registrado en julio.

Pero, sin duda, la jornada de hoy está protagonizada por la reunión de la Reserva Federal, en la que no se esperan cambios en los tipos de interés pero sí noticias sobre el inicio de reducción de su balance, de 4,5 millones de dólares.

Los analistas de Renta 4 explican que aunque la situación económica actual justifica que la retirada de estímulos comience ya, no descartan que la Fed retrase el inicio de reducción de balance ante la incertidumbre política, lo que nos llevaría a la siguiente reunión, prevista para el 1 de noviembre.

En cualquier caso, consideran bastante claro que la normalización monetaria seguirá adelante, dado el buen ritmo de actividad económica en Estados Unidos y su situación de pleno empleo.

Desde Bankinter señalan que la Fed “puede hacer cualquier cosa pero lo más probable es que al menos anuncie la fecha de inicio para drenar estímulos (“tapering”) y mantenga su tipo director (1,00% 1,25%).

La entidad recuerda que el ritmo de retirada lo conocemos desde junio: 6.000 millones de dólares menos al mes en bonos cada 3 meses y durante 12 meses hasta llegar a retirar 30.000 millones mensualmente al tiempo que retira  4.000 millones al mes de bonos de agencias y MBS al mismo ritmo hasta bajar 20.000 millones al mes.

“Un dólar débil permite que las condiciones financieras sean atractivas y facilita iniciar la retirada de estímulos”, explican.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo avanzan por las declaraciones del ministro del petróleo iraquí, afirmando que los recortes de producción podrían no solo más extenderse más allá de marzo 2018 sino incluso intensificarse en cuantía.

Así, el Brent sube ya hacia los 556 dólares mientras que el West Texas vuela y recupera los 50 dólares el barril.