El selectivo español consigue registrar ganancias en el inicio de la sesión de hoy e intenta conquistar los 10.000 puntos, con los bancos catalanes sufriendo un castigo menor que en las anteriores jornadas tras el referéndum de Cataluña, mientras que los mercados europeos registran leves descensos con el euro avanzando en los 1,176 dólares.

La tensión por el proceso independentista catalán sigue lastrando a la bolsa española, después de que ayer, el peligro de ruptura de España, la cuarta mayor economía de la zona euro, lastró al euro y golpeó a las bolsas y los bonos soberanos españoles. ElIbex 35 cayó casi un 3%, el mayor castigo desde la votación británica a favor del Brexit en junio de 2016, con penalizaciones destacadas en los bancos catalanes.

También ayer, en un discurso televisado desde el Palacio de la Generalitat, 24 horas después de que el rey Felipe VI se dirigiese a la nación desde el Palacio de la Zarzuela, el presidente catalán Carles Puigdemont hizo una nueva llamada a la mediación pero aseguró que no se desviará de la hoja de ruta secesionista.

"Seguro que en los próximos días volveremos a mostrar la mejor cara de nuestro país con las instituciones de Cataluña cuando tengamos que aplicar el resultado del referéndum", dijo tras señalar anteriormente que cumpliría con el supuesto mandato independentista que entiende haber recibido en las últimas elecciones regionales.

La "confrontación política" entre el Govern catalán y el Gobierno que preside Mariano Rajoy y el riesgo de que termine afectando al cumplimiento de las obligaciones financieras de la comunidad autónoma han hecho que la agencia de calificación Standard & Poor's haya puesto el 'rating' de Cataluña ('B+/B') en perspectiva negativa.

En medio de esta tensión, el Tesoro espera colocar hoy entre 3.750 y 5.250 millones de euros en una nueva subasta de bonos del Estado a 5 años de nueva referencia, obligaciones del Estado con vencimiento en 2029 y otra de obligaciones ligadas a la inflación con vencimiento en 2024.

La prima de riesgo española permanece por encima de los 133 puntos básicos, con el interés del bono español a 10 años escalando hasta el 1,796%.

Así las cosas, elIbex 35 vuelve a abrir con pérdidas, en este caso del 0,38%, hasta alcanzar los 9.929,30 puntos.

Sin embargo, en los primeros compases de la jornada el principal indicador de la bolsa española consigue darse la vuelta y recuperar los 10.000 puntos, con avances del 0,40%.

Las entidades catalanas han protagonizado los mayores descensos en los primeros minutos de sesión, pero recortan las pérdidas. Banco Sabadell pierde un 1,32%, Siemens Gamesa, un 0,89% e IAG, un 0,63%.

Caixabank pierde un 0,23%.

En el lado contrario, Ferrovial lidera las subidas, al avanzar un 0,59%, por delante de Endesa y de Iberdrola, que suben un 0,55% y un 0,34%.

Para los mercados europeos la principal referencia de la sesión de hoy será la publicación del informe de la reunión de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y las declaraciones de Couré.

En EEUU se conocerán las peticiones semanales de subsidio por desempleo como preludio del muy importante dato de nóminas no agrícolas de mañana. También se publican los pedidos de fábrica y después hay declaraciones de varios miembros de la Fed.

Ayer, Wall Street cerró con leves ganancias, con lo que extendió su racha de cierres con récords, tras los datos del sector servicios que sumaron señales de fortaleza de la economía y reforzaron el optimismo de cara a los anuncios de resultados empresariales.

Con todo, en la apertura de la sesión, entre las principales plazas europeas, solo Londres se libra de las pérdidas al subir un 0,11%; mientras que Fráncfort pierde un 0,17%, Milán, un 0,20% y París, un 0,07%. El Euro Stoxx 50 cede un 0,03%.

Ayer el Banco Central Europeo declaró que anunciaría un plan este mes para ir saliendo gradualmente de su política de superliquidez, aunque no hay prisa para terminarla. También detalló los aspectos negativos potenciales de un euro fuerte, lo que hará que los operadores estudien con detalle las actas de la reunión para interpretar el grado de interés en tener una moneda algo más débil. Así, el euro sigue cogiendo fuerza frente al dólar y en la apertura de la sesión ya se cambia a 1,176 billetes verdes.

Los precios del petróleo se estabilizan por las expectativas de que Arabia Saudí y Rusia extiendas los recortes de producción, aunque las exportaciones récord  de EEUU lastraban el mercado. Con todo, el petróleo Brent pierde un 0,11%, hasta los 55,77 dólares el barril.