Las bolsas europeas comienzan sin rumbo fijo en una sesión marcada por el festivo en Londres y en Wall Street. El Ibex 35 baja un 0,2 por ciento hasta los 9.289, pese al cierre alcista de los mercados asiáticos, que se han recuperado al final del susto por el nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte. En el mercado de divisas el dólar prosigue con la debilidad mostrada en las últimas sesiones: su cambio con el euro se coloca en las 1,40 unidades.
Huérfanos de la referencia del principal mercado del mundo, de Wall Street, los mercados europeos –salvo el británico también cerrado- se decantan por la indefinición y la ausencia de rumbo claro, en un día con menos volumen de negocio de lo habitual. Las bolsas se desperezan a la espera de que se conozcan importantes referencias como el Índice IFO de confianza empresarial alemán y mientras los inversores españoles cuentan ya sobre la mesa con un dato importante: el de los precios industriales correspondientes al mes de abril, que arroja una caída del un 0,3 por ciento en abril respecto al mes de marzo, si bien en términos interanuales experimentaron una disminución del 3,4 por ciento, su mayor caída en toda la serie histórica, iniciada hace 33 años. Pendientes también de la evolución de los futuros del crudo, los del Brent alcanzan los 60,46 dólares, tras un fin de semana en el que la reunión del G8 instó a los productores a mantener estables los precios del petróleo para no poner en riesgo una incipiente recuperación de la economía global. 

Referencias empresariales

En el plano empresarial se repite el escenario de escasez de referencias, al margen de la Junta General de Accionistas que celebra esta jornada la constructora ACS. Las acciones de la compañía presidida por Florentino Pérez suben un discreto 0,29 por ciento, pero son las acciones de Acciona al repuntar un 1,26 por ciento, seguidas del alza del 1,10 por ciento de ArcelorMittal o de casi el punto porcentual de Técnicas reunidas.


Gráfico del Ibex 35

El discreto tono a la baja, pero a la baja al fin y al cabo, de los pesos pesados hace que el Ibex 35 torne a terreno negativo tras un conato inicial en los primeros cambios del día en positivo. Así, el Santander, una vez puestas las bases para cerrar el tema de la venta de su filial de Venezuela por 750 millones de euros, cede un 0,27 por ciento. El BBVA, que ha firmado un acuerdo global de banca seguros en América Latina con Mapfre con el objetivo de de fijar la venta de productos de la aseguradora y los de su filial de reaseguros en las oficinas que el banco tiene en la zona, baja un 0,23 por ciento, mientras que la operadora Telefónica, que ha firmado una alianza con el operador japonés NTT Docomo para el lanzamiento de forma paralela del nuevo terminal de Toshiba, se deja un inapreciable 0,07 por ciento. La petrolera Repsol cede un 0,19 por ciento mientras que Iberdrola se muestra plana en los 6,04 euros.

Las mayores caídas en la apertura dentro del selectivo del continuo corresponden a Cintra, al bajar un 0,88 por ciento.

Colonial acapara la atención en el continuo

Los descensos más abultados en el arranque de la sesión en el mercad continuo corresponden a valores como Ercros o Dinamia, ambos con descensos superiores al 3 por ciento. La primera en el día en ql eue presentará a los sindicatos un Expediente de Regulación de Empleo que afectará a tres de sus plantas. Por el lado de las alza, lo mejor es para Renta Corporación con alzas cercanas al 8 por ciento, mientras que Reno de Médici repunta más de un 5 por ciento y Colonial, la inmobiliaria controlada por Popular y La Caixa, avanza un 3,3 por ciento. Lo hace mientras se publica que la compañía prepara una sociedad inmobiliaria conjunta con entidades financieras para gestionar parte de su cartera de suelo. 

Con alzas muy discretas, del 0,49 por ciento cotiza Almirall, tras anunciar que abonará un dividendo bruto de aproximadamente 0,316 euros por acción no más tarde del próximo 1 de junio. Además, el presidente de la compañía, Jorge Gallardo, ha anunciado, ha pedido a la CNMV que investigue si se manipuló el valor de la acción en septiembre de 2008. En estas fechas la acción cayó por las noticias sobre el bromuro de aclidinio ya que los resultados de eficacia fueron inferiores a los esperados. El día antes, la acción había subido casi un 9 pro ciento debido a los rumores de que un fondo holandés iba a entrar en el capital de la compañía, informaciones que fueron desmentidas.

Europa y deuda

Todas las plazas europeas comienzan con alzas pero discretas. Todas menos Londres, donde el mercado no abre sus puertas por ser festivo en Reino Unido. Mientras, los repuntes tanto para el Dax Xetra como para el Cac 40 y el Eurostoxx 50 rondan el 0,2 por ciento. Si nos fijamos en compañías del viejo continente, lo más destacado pasa por las alzas del 3,5 por ciento de compañías como Fortis o de más del punto porcentuales en la aseguradora Aegon o en banco ING. En el lado negativo destaca el descenso del 1,5 por ciento que experimenta Saint Gobain, en medio de comentarios de que buscaría refinanciar 2.000 millones de euros con una línea de créditos a tres años. 

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años recupera ocho centésimas en su primer cambio de hoy en el mercado secundario de deuda pública y avanza hasta el 4,28 por ciento. Por lo tanto, el precio de estos bonos, cuya evolución es inversa a su rendimiento, baja hasta el 102,57 por ciento desde el 103,25 por ciento del último cierre. En cuanto a los bonos internacionales que muchos inversores emplean como referencia, el rendimiento del alemán a 10 años se eleva siete centésimas, igual que el español, hasta el 3,61 por ciento, en tanto que el bono estadounidense se queda como estaba, en el 3,45 por ciento.