Lunes de movimiento bancario en los mercados. Las entidades españolas comienzan nuevamente a levantar la alfombra a la espera de conocer mañana –de manera interna- el resultado de la auditoría de Oliver Wyman. El Tesoro Público ha salido al mercado, según avanza Reuters, para colocar 6.000 millones en letras y obligaciones con el objetivo de dotar al FROB de cierto peso ante las pérdidas de Bankia, que hoy encabeza las pérdidas. Las constructoras brillan dentro de un selectivo lastrado por los grandes valores. 

La semana arranca con dos realidades innegables: las subidas del selectivo nacional no están siendo tantas como las previstas a raíz del pasado jueves y el mercado de deuda vuelve a sufrir la incertidumbre propia de un país encerrado entre su banca y sus comunidades autónomas. El Ibex 35 opta por recoger beneficios con una caída del 0,32%  con la que logra aguantar la cota de los 7.857 puntos.

Detrás del recorte se encuentran las grandes financieras que ceden un 0,31% en el caso de BBVA y otro 0,23% en el de Santander y dicen adiós por el momento a la posible superación de resistencias importantes el mismo día en el que aparecen dentro del carro de la compra de las principales casas de análisis.

Mañana se darán a conocer de manera interna los datos de la auditoría realizada por Oliver Wyman y que se harán público, en teoría, en la tercera semana del mes de septiembre, según las últimas informaciones. Dentro del terreno financiero, el Tesoro Público, tal y como avanza la agencia Reuters, ha colocado 6.000 millones de euros en letras y obligaciones con el objetivo de dotar al FROB de 15.000 millones de euros para que pueda hacer frente al agujero de Bankia con cierto margen, puesto que el cálculo inicial habla de pérdidas ligeramente superiores a los 4.500 millones de euros. Hoy la entidad se coloca a la cola del selectivo con una caída del 2,96%. A ella se suma toda la banca mediana que también cotiza con pérdidas importantes superiores al 1,4% en el caso del Sabadell.

Telefónica es el blue chip que más pierde al cierre de la sesión, a la baja un 0,94% hasta los euros luego mantiene la cota de los 11 euros, importante nivel a partir del cual los expertos conceden una proyección al valor de hasta los 12/12,5 euros.Inditex, por su parte, era el único que apuntaba maneras antes del cierre, aunque finalmente cierra con una caída del 0,15%.

Las constructoras, por el contrario, encabezan la tabla del selectivo. Destaca especialmente Acciona con un repunte del 5,94% . Sacyr Vallehermoso, segunda en la lista, suma un 5,12%, mientras que también entre la parte alta cotizan ACS, FCC y OHL, por encima todas del 2%, a excepción de esta última que cierra un 1,89% arriba.

En el mercado de deuda las cosas van al contrario. La prima de riesgo, que marcaba un mínimo intradía en los 403 puntos básicos, ha comenzado a escalar en las últimas horas de la tarde y se coloca a cierre del mercado en los 415 pb. También vuelve a subir el bono a diez años, que sube un 2%, hasta el 5,74% de rentabilidad exigida.

En Europa, los índices cotizan indecisos entre las pérdidas y las ganancias. Ni Frankfurt ni París se esfuerzan por sobresalir en esta jornada en la que en Alemania viven pendientes de la reunión que comenzará mañana en el seno del Tribunal Constitucional para decidir sobre la constitucionalidad del MEDE. Hoy, por cierto, Alemania ha vuelto a salir al mercado a financiarse y lo ha hecho a tipos negativos. El par euro/dólar sube por primera vez en muchas semanas por encima del 1,28 al cambio.