El precio máximo del término variable de la tarifa para usuarios finales de los gases licuados del petróleo por canalización se situará a partir de mañana en 74,388 céntimos por kilogramo, un 0,7% menos que en el mes anterior. Este descenso interrumpe cuatro meses consecutivos de subidas y se produce después de que el gas por canalización se encareciera sólo en septiembre un 5,2%.