El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ha decidido aplazar hasta "un futuro próximo" la emisión de 3.000 millones de euros en bonos a diez años prevista para esta semana.

Se ha preferido retrasar esta emisión por la "incertidumbre y la volatilidad" de los mercados.

El Fondo Europeo de Estabilidad realizará esta emisión con el fin de financiar el rescate de Irlanda.

"La operación ha sido puesta en espera ante la elevada volatilidad e incertidumbre", declaró Christof Roche, quien declinó precisar una fecha aproximada para la celebración de la misma, limitándose a señalar que "tendrá lugar en un futuro próximo", aunque descartó que pudiera realizarse en lo que queda de semana.

El FEEF tenía previsto emitir alrededor de 3.000 millones de euros en bonos a diez años en una operación que contaba con los bancos Barclays, Crédit Agricole y JP Morgan como entidades encargadas de dirigir la emisión.