El déficit presupuestario de Japón podría alcanzar más de 23,3 billones de yenes en el año 2020, según el gobierno del país asiático.
Este déficit estimado resulta de cálculos "conservadores" y supera las previsiones gubernamentales de junio , cuando se estimaba que el déficit podría alcanzar los 21,7 billones de yenes (194.023 millones de euros), según la agencia local Kyodo.