Los inversores esperaban impacientes el dato de empleo de EEUU. Esa impaciencia se convertido en preocupación al quedar el dato muy por debajo de lo esperado, lo que no sólo ha ampliado los recortes en los futuros de EEUU ya que también Europa se resiente. Por su parte el euro ha recuperado la cota de los 1,45 dólares.
No ha sido, desde luego, la mejor semana que se recuerda en EEUU. Los malos indicadores macro que hemos ido conociendo a lo largo de la semana han tenido como colofón el dato de empleo no agrícola. Y es que se han quedado muy por debajo de lo esperado por el consenso del mercado. Tanto es así que la cifra de 54.000 puestos creados, frente a los 150.000 esperados, hunde las bolsas tanto europea como americana.
 
La tasa de empleo en el gigante americano se ha quedado en el 9,1% lo que significa el peor dato desde diciembre de 2010. 

Por otro lado a lo largo de la sesión conoceremos el ritmo de actividad del sector servicios, el más importante de la economía estadounidense.
 
Así los futuros de los principales índices americanos operan con recortes de hasta el 1%

También reacciones en el euro que recupera los 1,45 dólares.
 
En cuanto al Ibex 35, tras una mañana dubitativa, el jarro de agua fría de los futuros hace que se amplíen las pérdidas hasta superar el punto porcentual.