El Banco de Inglaterra (BoE) respaldó, con unanimidad entre sus miembros, la decisión de mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,5%.

Por fin los miembros del Banco de Inglaterra se pusieron de acuerdo para no mover los tipos de interés, actualmente en mínimos históricos. Además, todos respaldaron incrementar en 75.000 millones de libras (unos 93.000 millones de euros) el importe de su programa de recompra de activos, poniendo fin a las discrepancias registradas desde hace meses en el seno de la institución, según reflejan las actas del último encuentro sobre política monetaria de la entidad.

Los miembros del Comité consideraron apropiado proporcionar una inyección adicional de entre 50.000 y 100.000 millones de libras, decidiéndose finalmente a aprobar un incremento de 75.000 millones de libras.

La inflación inglesa marcó su nivel más alto en 3 años al situarse en el mes de septiembre en el 5,2%.