El 69,01% del capital de Repsol ha optado por recibir en acciones la retribución a cuenta correspondiente a los resultados del ejercicio 2012. A través de este sistema de retribución, los accionistas pueden elegir entre recibir acciones liberadas de la compañía de nueva emisión o el cobro en efectivo, mediante la transmisión a la Sociedad de los derechos de asignación gratuita a un precio garantizado.
Estos resultados reflejan la apuesta de los accionistas de la compañía por el programa de dividendo flexible y sus expectativas positivas sobre la acción. Además, confirma la tendencia iniciada en julio del pasado año, cuando el 63,64% del capital de Repsol eligió recibir acciones con motivo del dividendo complementario de 2011.

Para atender a esta opción de los accionistas, Repsol ha emitido 26.269.701 acciones de un euro de valor nominal, lo que supone un incremento del capital social del 2,09%. El aumento de capital ha quedado cerrado con fecha 11 de enero de 2013.