Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos, tras una jornada en la que Wall Street cerró con subidas en torno al 2%, después de que el Dow Jones se anotase el mayor descenso intradía de su historia, con lo que continúa la volatilidad en el mercado estadounidense. Walt Disney lidera las subidas del índice industrial tras presentar resultados.

Apertura con descensos en Wall Street después de cerrar la sesión de ayer, marcada por la fuerte volatilidad, con claras subidas, superiores al 2% para el Dow Jones, que recuperó la mitad de lo que cayó en la sesión anterior.

En concreto, el martes el índice industrial subió un 2,33%; el S&P 500 avanzó un 1,74% y el Nasdaq, un 2,13 %, aunque a lo largo de la jornada se registraron retrocesos de más del 1,50% para los tres indicadores.

Los analistas de Alphavalue explican que la volatilidad se ha adueñado de los mercados. El VIX tocó máximos desde el 2015 (máximo de 37,32%). “Esta volatilidad no nos parece que esté justificada por un cambio de escenario fundamental en los mercados y aprovecharíamos esta oportunidad para invertir con una visión a medio plazo. Las mejoras macro, micro y el respaldo de los bancos centrales, no han cambiado”, añaden.

El presidente de la Fed de Dallas, Robert S. Kaplan, ha afirmado hoy que los descensos de las bolsas no tendrán repercusiones en la economía y los describió como correcciones "saludables" de las altas valoraciones.

Según consideran los analistas de Renta 4, “lo que sí demuestran las caídas de los últimos días es que 2018 será un año de volatilidad muy superior a la de 2017, año en que la volatilidad permaneció anestesiada por la elevada liquidez inyectada por los bancos centrales. Una liquidez que se irá retirando de forma gradual este año (con el permiso de una inflación contenida) y provocará "dientes de sierra" en las bolsas, posibilitando momentos de entrada que costó encontrar a lo largo de 2017”.

En una jornada sin referencias macroeconómicas de relevancia al otro lado del Atlántico, destaca en el apartado político que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer otra ley de financiación temporal para evitar el cierre de las agencias del Gobierno federal, horas después de que el presidente Donald Trump dijese que le encantaría una paralización si la medida no incluye propuestas sobre inmigración.

En una nueva señal de la incapacidad del Congreso controlado por los republicanos para hacer las tareas más básicas, la Cámara baja aprobó por 245 votos a favor y 182 en contra el proyecto de ley para extender la financiación de la mayoría de las agencias federales hasta el 23 de marzo.

Mientras tanto, continúa la presentación de resultados empresariales en EEUU. Ayer, tras el cierre de la sesión presentaron sus cuentas Walt Disney y Snap.

Walt Disney obtuvo en el primer trimestre de su ejercicio fiscal un beneficio neto atribuido de 4.423 millones de dólares, que incluyen un beneficio extraordinario de 1.600 millones de dólares derivados de la reforma fiscal de Estados Unidos. La cifra de negocio de la multinacional se incrementó un 3,8%, hasta situarse en 15.351 millones de dólares, impulsada fundamentalmente por los ingresos derivados de los parques temáticos, que contabilizaron una facturación por valor de 5.154 millones, un 13% más que en el mismo periodo de 2016.

Snap, matriz de la red social de videos efímeros Snapchat, contabilizó pérdidas atribuidas por valor de 3.445 millones de dólares al cierre del ejercicio fiscal 2017, lo que supone casi multiplicar por siete los 'números rojos' registrados un año antes, cuando se situaron en 514 millones de dólares. No obstante, la cifra de negocio de Snap se duplicó durante los doce meses finalizados el pasado 31 de diciembre, hasta situarse en 825 millones de dólares, un 105% más que en el conjunto del año 2016, impulsada fundamentalmente por la publicidad.

Con 284 compañías del S&P 500  publicadas el incremento medio del beneficio por acción es del 13,91% frente al 11 % estimado antes de la publicación de la primera compañía. De ellas, el 76,8% bate las expectativas, el 8,8% se mantiene en línea y el restante 14,4% decepciona.

Así las cosas, en la apertura de la sesión en Wall Street, el Dow Jones retrocede un 0,08%, el S&P 500, un 0,34% y el Nasdaq, un 0,35%.

Con el índice industrial en los 24.801,87 puntos, las ganancias las lidera Walt Disney, que sube un 1,33%; por delante de J&J, que se eleva un 0,36%, y de Chevron, que se revaloriza un 0,28%.

Las pérdidas las lidera UnitedHealth, que cede un 1,50%, seguido de DuPont, que baja un 1,24%, y de IBM, que retrocede un 1,09%.

Por su parte, Snap se dispara un 25,82%.

En la apertura de la jornada en EEUU, el euro sigue retrocediendo frente al dólar y se intercambia a 1,234 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa sube un 0,63%, hasta los 67,44 dólares, al tiempo que el West Texas se eleva un 0,36%, hasta los 63,62 dólares por barril.