“¿Estamos en otra recesión?”, se preguntan los expertos de Wall Street alarmados ante los últimos datos de la economía global. Esta madrugada (hora española) ha sido Japón el encargado de confirmar una ralentización de la economía y eso se nota en el ánimo inversor. El Dow Jones de industriales cede un 0,28% en la apertura, mientras que el S&P 500 trata de aferrarse a la cota psicólogica de los 1.400 puntos.

Ya lo decía la OCDE, la organización de países desarrollados la semana pasada: el crecimiento mundial se frena y lo hace también en países como Estados Unidos y Japón. El país nipón creció un 1,4% en el segundo trimestre del año, por debajo de lo estimado por los analistas que se encontraba en una horquilla de entre el 2,2% y el 2,5%. Sobre China, que anunció sus datos de crecimiento la semana anterior también con susto incluido para los inversores, Bank of America ha recortado su previsión de aumento del PIB hasta el 7,7%, frente al 8% de estimación anterior.

Un hecho que levanta suspicacias en Wall Street donde Gary Shilling, presidente de la firma de investicación económica A.Shilling & Co., cree que “estamos ya en recesión causada por la caída del gasto de consumo motivado por un mercado laboral débil”. La cuestión es que la principal bolsa del mundo abre en tono mixto con un S&P 500 intentando mantener la cota de los 1.400 puntos a pesar del recorte con el que arranca el lunes del 0,20%, el tecnológico Nasdaq baja práctimente en plano por encima de los 3.000 enteros y el Dow Jones de industriales cede un 0,28% hasta los 13.170 puntos.

En terreno corporativo y a falta de datos macroeconómicos desde el otro lado del Atlántico, Citigroup podría sufrir el castigo de los inversores después de que la FDIC haya demandado a la entidad por los valores vendidos al Banco Colonial. Google, por su parte, no se escapa de los problemas de personas. Este lunes, ha confirmado sus planes para recortar al menos una quinta parte de su plantilla de la unidad de Motorola Mobility Holding.

Antes de la apertura, AuRico Gold ha anunciado un beneficio por accón de 0.08 dólares por acción, por debajo de los 10 centavos estimados por el consenso de analistas. Hoy también se confesará ante el mercado Groupon.

La división Zoetis, propiedad del Pfizer, estaría planificando su salida a bolsa con una valoración estimada de 100 millones de dólares. Además, la recomendación del día se la lleva Coca Cola, para la que Goldman Sachs baja su recomendación a neutral, desde comprar, con un objetivo de 84 dólares.

Mientras, dentro de las commodities el oil Texas suma enteros a esta hora y se coloca en los 93,65 dólares el barril. Por su parte, la paridad euro/dólar se mantiene en el 1,23, mientras que como refugio el oro sigue marcando la pauta y la onza del metal dorado se coloca en los 1.600 dólares.