"El mercado está siendo conducido por la liquidez y antes o después es algo que debe terminar", afirma Koen de Leus, economista jefe de KBC. Es la explicación a la debilidad de la preapertura en Wall Street donde los rumores que apuntan al final de los estímulos por parte de la FED vuelven con fuerza. La bolsa neoyorquina se presenta con tímidas ganancias demostrando que la tendencia alcista de fondo sigue vigente. Y el dólar/yen se mantiene en los 102 yenes al cambio después de más suposiciones que apuntan ahora a nuevas medidas del Banco de Japón. 

"En el medio plazo una corrección sería saludable, pero todo el mercado está siendo sostenido por una gigantesca masa de liquidez que ha sido inyectada en el sistema por los bancos centrales", comenta De Leus que, por supuesto, descarta grandes caídas en Wall Street. 

Para Philippe Gijsels, jefe de inversiones de BNP Paribas Fortis Global Markets, "la Reserva Federal se ha dado cuenta del impacto que supone en los mercados el QE y el efecto y los riesgos negativos que podría conllevar. Aún así, podría estar preparando a los mercados para un eventual final".  


En esta línea los expertos de XTB aseguran que "la subida continúa y prosigue" en el caso del S&P 500 que, "encuentra zonas de descanso y de nuevo retoma para subir de nivel dejando lugar a la operativa en rango". En su opinión, el soporte se encuentra en los 1.645 puntos. 

COTIZACIÓN S&P 500 (FUENTE: XTB)



Así las cosas, los índices vienen con ligeras ganancias del 0,20% o ligeramente superiores que llevan al S&P 500 a los 1.652 puntos en la preapertura. Por su parte, el Dow Jones de industriales se coloca en los 15.252 puntos, mientras que el Nasdaq 100 no abandona la cota de los 3.000. Roberto Moro, analista de Apta Negocios, considera que es el tecnológico el que ahora está tirando del mercado como ya hiciera antes y el único que tiene una revalorización interesante por delante una vez superada la cota de los 2.900 puntos, zona de resistencia interesante. 

Hoy, por cierto, se cumple un año de la salida a Wall Street deFacebook. En este año acumula una caída del 30% hasta los 26,6 dólares. (Ver: Facebook: la burbuja ¿y el pinchazo) Mañana sábado hace dos años que Linkedin, red social de profesionales, saltó también al Nasdaq y en su caso la revalorización alcanza los dos dígitos, hasta una subida del 200%. 

En lo que respecta a la agenda macroeconómica del día, los inversores estarán pendientes de tan sólo dos datos que se conocerán una vez que el mercado haya abierto sus puertas. Por un lado, la confianza de la Universidad de michigan para la que se espera un incremento de un punto hasta los 77,9 y a las 16 horas (en España) se conocerá el indicador adelantado de precios con una previsión del 0,2% de crecimiento. 

En terreno de divisas, los rumores apuntan a que el Banco de Japón podría aprobar este mismo viernes nuevas medidas de estímulo a la economía lo que llevaría, dicen los expertos a bruscos movimientos sobre su divisa. A esta hora el par euro/dólar se coloca en los 1,2877 al cambio; mientras que el dólar en su cruce con el yen cotiza en los 102,422 yenes y el euro/yen, en 131,89 yenes al cambio. 

Las acciones de Cisco suben en la pre-apertura después de que el gigante de la tecnología superara en ganancias y ventas las previsiones de los analistas para sus cuentas del primer trimestre. Sus competidores Juniper Networks y Alcatel Lucent también recibieron al calor de las cuentas de Cisco.

Atentos esta sesión a Google, luego que ayer sus acciones cedieran tras superar los 900 dólares por primera vez.

Los inversores están mirando de cerca los resultados de Dell, para evaluar si el fundador, Michael Dell, y el fondo de capital privado Silver Lake pueden tener éxito en la compra de la empresa. Las ganancias de Dell incumplieron ampliamente las previsiones de los analistas, pero registró un aumento en sus ventas.

Tras conocerse ayer la caída del Índice de Precios al Consumidor (IPC) un 1%, el valor de la onza de oro retrocede. Hoy cotiza en 1.377 dólares. Los fondos de cobertura de George Soros revelaron una reducción en su participación en el ETF SPDR Gold durante en el primer trimestre. Parece que, pese a las inyecciones masivas de liquidez, en EEUU la inflación no es una preocupación, sin embargo, John Williams, el presidente de la Fed de San Francisco dijo el jueves que la Fed podría comenzar a aliviar su estímulo monetario este verano y finalizar el programa de compra de bonos a finales de este año. Aunque Williams no tiene voto en el comité de política monetaria de la Fed este año, sus comentarios pesaron sobre las acciones estadounidenses, que se han disparado a niveles récord, en parte debido a las compras de 85.000 millones de dólares de bonos al mes. Un trío de funcionarios regionales de la Reserva Federal, alineados en el bando de los halcones, han solicitado que el organismo detenga la compra de bonos respaldados por hipotecas, citando una reciente mejora en el mercado de la vivienda.