Los accionistas de la alemana Daimler han aprobado el reparto de un dividendo de 1.85 euros por acción propuesto por el consejo de administración de la compañía. Una retribución en la que la empresa desembolsará 2.000 millones.

Los accionistas del consorcio automovilístico alemán Daimler, durante la junta anual, han aprobado el reparto del dividendo de 1,85 euros por acción propuesto por el consejo de administración de la compañía correspondiente al pasado ejercicio, informó la empresa en un comunicado.

El reparto de este dividendo tendrá un coste total para la multinacional con sede en Stuttgart de 2.000 millones de euros. El pasado ejercicio la corporación no repartió ningún dividendo entre sus accionistas. Al mismo tiempo, durante la junta anual de accionistas, se decidió reelegir a Manfred Bischoff como presidente del consejo del consejo de supervisión de la firma para los próximos cinco años, al tiempo que se aprobó la entrada a este órgano de vigilancia de Petraea Heynicke como miembro, en sustitución de Manfred Schneider.