Apertura de semana de nuevo sin un acuerdo sobre la mesa en Grecia y con las dudas que planean sobre la economía lusa cada vez más alborotadas. Portugal niega necesitar un segundo plan de rescate, pero lo cierto es que los inversores no confían en su capacidad de recuperación a corto plazo. La rentabilidad de los bonos a dos años se colocan esta mañana 3 puntos porcentuales por encima de los títulos a diez años. Grecia dejó ya tras de sí el 500% exigido a sus bonos con vencimiento a un año.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, ha negado recientemente en una entrevista que su gobierno vaya a solicitar -siquiera necesitar- un plan de rescate adicional a los 78.000 millones de ayuda recibidos. Las tensiones sobre la deuda, no obstante, permanecen y el mientras que el bono español a diez años amanece ligeramente por debajo del 5%, los bonos lusos lo hacen en los 13,43%, hasta tres puntos por debajo del tipo exigido a los títulos a dos años que se coloca en el 16,23%, es decir, Portugal se encuentra en una situación de quiebra técnica.

PORTUGAL BONO A 2 Y 10 AÑOS (FUENTE: BLOOMBERG)















Poco o nada tiene Grecia que decir a este respecto. Las negociaciones continúan en Atenas a la espera de que finalmente Alemania dé su brazo a torcer en una quita con sus acreedores privados, mayoritariamente bancos germanos y franceses, que estaría más cerca del 70% que del 50%. Los bonos a un año helenos se colocan en un 521%; a dos años hasta los 174%, mientras que los títulos con vencimiento a diez años se colocan en el 34%, lo que hace ver que las dudas sobre la posible quiebra de Grecia se reducen una jornada más.

GRECIA BONO 10 AÑOS