Colonial registró un beneficio neto de 22 millones de euros en el primer trimestre de 2018, lo que supone un aumento del 40% en comparación con el mismo periodo del año pasado, en base a un fuerte aumento de los ingresos por rentas y a la incorporación del 87% del negocio Axiare desde el pasado mes de febrero.

Los ingresos por rentas crecieron un 19% interanual hasta los 82 millones de euros, mientras que el EBITDA recurrente asciende a 62 millones de euros, un 18% superior a la del mismo periodo del año anterior.

 

 

Con ello, el resultado operativo antes de revalorizaciones netas, amortizaciones y provisiones e intereses es de 59 millones de euros, una cifra que aumenta 13 puntos porcentuales respecto al primer periodo de 2017.

Tras la OPA que se lanzó sobreAxiare, se comenzó un proyecto de fusión con Colonial que permitirá la creación de un nuevo líder en el ámbito inmobiliario gracias a la integración de la cartera de inmuebles de ambas compañías con un valor bruto cercano a los 10.000 millones de euros.