El primer ministro británico, David Cameron, considera que, en estos momentos, el foco de los inversores se ha colocado sobre otros países además de la situación griega corriendo el riesgo de que no lleguen prestar dinero a la Unión Europea.

Cameron ha advertido este miércoles de que el coste de la deuda italiana, que ha alcanzado hoy su diferencial más alto respecto a los bonos alemanes, es "insostenible" y ha instado a los líderes de la Eurozona que acuerden cuanto antes el refuerzo del fondo de rescate europeo.

"Si uno no tiene credibilidad sobre los planes que tiene para afrontar sus deudas y abordar sus déficits, nos gusten los mercados o no, estos no nos prestarán ningún dinero", ha advertido el 'premier' británico durante la sesión de control en la Cámara de los Comunes, ante la grave crisis de deuda que atraviesa el euro.

Por ello, ha añadido, "estamos viendo en países como Grecia y ahora trágicamente en Italia, que el precio de pedir prestado dinero está llegando a un nivel totalmente insostenible".

Para Cameron, el "problema del contagio" en Europa es que "mientras acordamos una quita decisiva de la deuda griega, la gente inevitablemente se empieza a preguntar sobre otros países" por lo que "mientras eso ocurre hay que tener el marcha el mayor cortafuegos posible".