Cajastur no habría contado con toda la información sobre la real situación económica de CAM cuando negoció la incorporación de la caja alicantina a Banco Base, si bien, el Banco de España sí sería conocedor de ella

Al parecer, CAM habría ocultado la realidad de su situación y sostenibilidad a la hora de negociar su entrada en el SIP Banco Base, si bien, El Banco de España sí era conocedor de información ocultada, según publica El Economista. Las fuentes consultadas por el rotativo indican que el BdE habría ocultado esa información por el deseo de los máximos responsables del organismo central de dar encaje al mayor número de cajas en los nuevos grupos y por la resistencia a evitar tomar medidas drásticas con una de las cajas más grandes.

Hace dos semanas CAM y el resto de cajas de ahorro integrantes de Banco Base (Cajastur, Caja Extremadura y Caja de Cantabria) no consiguieron acordar la entrada de la entidad alicantina en la fusión.