El presidente de Caja de Burgos, José María Arribas, aseguró hoy que la entidad no ha recibido "ningún tipo de presión" del Banco de España relacionada con una posible fusión de las entidades de ahorro de la Comunidad.
Asimismo, recalcó que la entidad que preside mantiene contacto "periódico" con el Banco de España y que el único consejo que se ha recibido "es el de trabajar y profundizar en estudios de mercado para que, en el futuro, Caja de Burgos sea una entidad fuerte en el panorama bancario".
En este sentido, Arribas señaló que la entidad tiene un equipo de técnicos trabajando, desde hace tiempo, en trabajos y estudios de futuro "con el fin de mejorar el beneficio y la atención a los burgaleses".

"No vamos a regatear ningún esfuerzo de trabajo intenso para lograr lo mejor para la entidad, en primer lugar, y el beneficio de todos los burgaleses, en segundo lugar", señaló Arribas.

Ante la posibilidad de que se hayan mantenido conversaciones con Caja España y Caja Duero, Arribas aseveró que "no se ha producido ningún nuevo contacto con entidades de la región" y añadió que "se están observando los diferentes movimientos que, en este sentido se están produciendo".

Igualmente, dejó claro que "Caja de Burgos respeta todas las iniciativas de las cajas en cuanto a integración en la comunidad se refiere".