El banco francés podría llegar a un acuerdo para completar la operación en el segundo trimestre del año.


En diciembre del año pasado la entidad francesa contrató a Achim Klueber, banquero procedente del Royal Bank of Scotland, para el puesto de jefe de banca corporativa y transacciones de Europa para realizar este tipo de operaciones. Esta compra ayudaría a BNP a ganar más clientes de nivel medio y aumentaría su número de clientes corporativos procedentes del país germano.

El principal rival en la adquisición es el grupo financiero sueco SEB Bank AB, que actualmente está gestionado por Perella Weinberg Partners LP, según las fuentes consultadas por Bloomberg.

BNP ha dicho varias veces que quiere ampliar su cobertura de sociedades alemanas. IKB es uno de los pocos recursos que encajan en el perfil” ha declarado Christoph Bossmann, analista de WestLB en Dusseldorf. “La refinanciación es todavía un problema para IKB, pero esas preocupaciones se desploman bajo el paraguas de la BNP” ha añadido.

BNP ha visto hoy como sus acciones se revalorizaban un 0,32% hasta los 53,26 euros por acción. Por su parte, IKB ha tenido una espectacular subida de un 7,066% y el precio por acción ha alcanzado los 0.697 euros.