El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha confirmado hoy ante el pleno del Parlamento Europeo que propondrá en breve opciones sobre los eurobonos, pero ha advertido de que el plan "no será la panacea".

"Quiero confirmar que la Comisión presentará pronto opciones para la introducción de eurobonos", dijo Barroso ante el Parlamento Europeo.

"Los eurobonos no solucionarán los problemas más urgentes, no harán que Grecia deje de tener que cumplir con sus obligaciones ni harán que el resto de la Eurozona deje de implementar reformas", ha señalado Barroso, que no ha dado una fecha concreta para la presentación de su propuesta sobre los títulos de deuda comunitarios.


"Algunas de estas podrían ser implementadas dentro de los términos del actual tratado, mientras que otras requerirían cambios en el tratado".

"Pero seamos honestos: esto no traerá una solución inmediata para todos los problemas que afrontamos y serán un elemento de aproximación exhaustiva a una mayor integración económica y política".

Barroso subrayó la necesidad de una mayor integración de la zona euro y dijo que los mercados financieros solo confiarían en la capacidad de la región para resolver la crisis de deuda cuando demuestre que puede cumplir con sus compromisos.

Barroso también destacó que "estamos enfrentados a la crisis más grave de nuestra generación, es una lucha por el futuro de Europa, la integración de la Unión Europea", dijo.