El consejero delegado de Barclays, John Varley, negó hoy que la entidad haya solicitado una inyección de capital al Gobierno británico tal y como habían informado diversos medios. "Contrariamente a los rumores aparecidos en la prensa, Barclays no ha solicitado capital al Gobierno y no tiene razones para ello", dijo Varley en el transcurso de su intervención en una conferencia de banca organizada por Merrill Lynch. De este modo sale al paso de las informaciones sobre la reunión que los consejeros delegados del Lloyds TSB, Royal Bank of Sctoland (RBS) y Barclays a última hora del lunes con el ministro de Economía, Alistair Darling, a petición de éste. Según medios británicos, los banqueros habrían solicitado a Darling mayor rapidez en la provisión de liquidez, algo que ahora desmiente Barclays.
De este modo, el máximo ejecutivo de Barclays salía al paso de las informaciones publicadas en diferentes medios respecto a las conversaciones que habrían mantenido un grupo de bancos, entre los que se señalaba la posible presencia de Barclays, Royal Bank of Scotland y Lloyds TSB, con el responsable del Tesoro británico, Alistair Darling, para que el Gobierno invirtiera hasta 45.000 millones de libras (unos 58.000 millones de euros), a razón de 15.000 millones de libras por entidad, con el objeto de ayudar a los bancos a capear la crisis. Las acciones de los tres bancos sufren fuertes descensos en la 'City', especialmente en el caso de RBS, cuyos títulos se desplomaban un 26% a media sesión, mientras que las acciones de Barclays caían un 4,30% y las de Lloyds TSB bajaban un 8,11%.