Bank of America, el mayor banco comercial de EE UU, ha ampliado capital en 19.300 millones de dólares con la venta de títulos a 15 dólares, la mayor operación de este tipo desde al menos el año 2000, informa Bloomberg. La entidad planea devolver los 45.000 millones de ayudas que le concedió el Tesoro americano.
Bank of America planea usar el capital para librarse de las restricciones del Gobierno después de aceptar dinero del fondo de rescate bancario (TARP). Bancos comerciales, de inversión y aseguradoras han levantado capital por 1,5 billones de dólares en la mayor crisis desde la Gran Depresión para cubrir pérdidas valoradas en 1,7 billones, tanto de depreciación de activos como crediticias.

En mayo, Bank of America levantó otros 13.500 millones de dólares en respuesta a los test de estrés y para cubrir pérdidas tras la operación de compra de Merrill Lynch. Estos tests decían que la entidad tenía que obtener capital por al menos 40.000 millones de dólares para absorber pérdidas en un escenario de recesión prolongado.

En esta última operación, el banco ha vendido common equivalent securities, compuesta de una acción depositaria y un warrant, convertible en una acción común.

LIBERARSE DEL TARP

Además de con la ampliación de capital, la entidad estadounidense utilizará 26.200 millones dólares (17.300 millones de euros) de su liquidez disponible para devolver las ayudas gubernamentales.  Hasta la fecha, Bank of America ha pagado 2.540 millones de dólares en dividendos al Tesoro de EE UU correspondientes a la inversión del TARP. Además, devolver la cantidad prestada permitirá ahorrar a la empresa aproximadamente 3.600 millones de dólares en costes de dividendo anual de dicha inversión.

El presidente y consejero delegado de Bank of América, destacó el papel que ha jugado el Gobierno estadounidense para ayudar a la estabilidad de los mercados financieros y se mostró satisfecho de poder devolver la inversión "con intereses". "Como el banco más grande de América, tenemos la responsabilidad de devolver las inversiones de los contribuyentes, y nuestro historial demuestra que hemos sido capaces de cumplir ese compromiso sin dejar de prestar", agregó.

Asimismo, recalcó que la ayuda del TARP ha permitido a Bank of America continuar con su apoyo a la economía ya que, en los doce meses posteriores a la primera inversión del Gobierno en la entidad, ésta ha concedido "760 millones de dólares (500 millones de euros) en nuevos créditos". En su opinión, esto pone de manifiesto su liderazgo en el mercado hipotecario, ya que ha ayudado a más 1,54 millones de clientes a comprarse una nueva casa o a refinanciar sus hipotecas.