Banesto registró un beneficio neto atribuible de 50,1 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un descenso del 83,2% respecto al mismo periodo el 2011.

Banesto ha indicado que estas cuentas tienen el impacto de las dotaciones y saneamientos por importe de 1.462 millones de euros hechos por la entidad.

Las dotaciones para insolvencias efectuadas por Banesto sumaron 657,5 millones de euros hasta septiembre, frente a los 451,9 millones de euros de 2011. Prácticamente toda la dotación realizada este año se ha destinado a provisión específica, en contraste con lo ocurrido el año anterior, cuando dedicó 113 millones de euros a provisiones genéricas.

La morosidad de Banesto se situó en el 5,51%, frente a la tasa del 4,65% que presentaba un año antes.

El 'core capital' alcanzó el 10,1%, un punto más que el existente a cierre de diciembre (9%).