Banco Santander por dentro: presente y futuro del valor

Banco Santander está superando con avances del 15% los mínimos de 20 años marcados en septiembre en el mercado, pero pierde un 54 % de su valor en un sector muy castigado por los inversores ¿Qué le ocurre al valor?

María Mira analista fundamental de Estrategias de Inversión opina que “ no solo cae en más de la mitad de su precio en 2020, sino que desde los máximos en enero de 2018 acumula una pérdida que supera el 72%. Por tanto, es cierto que en este ejercicio está siendo muy penalizado en bolsa el Santander y la banca en general, pero los problemas el mercado los ve y los descuenta ya desde hace dos años”.

“ Yo creo que para entender esto – nos indica la experta fundamental- hay que mirar simplemente a la curva de tipos de largo plazo del BCE y de las principales economías, que están en tipos cero o bajo cero ya desde 2015 o 2016. Y a esto sumar que Santander arrastra dificultades añadidas en su filial británica, con malos resultados ya desde 2019, el Brexit que aporta mucho riesgo desde 2016”.

 

“En España – nos dice María Mira-  gastos de reestructuración, depreciación de divisas en lugares como Brasil, su principal apuesta con un tercio del negocio generado en ese área geográfica, esos son sus problemas. Además las cuentas del grupo ya decepcionaron en 2018, después bajó previsiones para el 2019, la digestión del Popular y llegamos a 2020 con el Covid, que termina de apretar la soga a la banca y aleja la posibilidad de recuperar esa curva de tipos y con eso se escapa la posibilidad de recuperar márgenes a medio plazo”

Afirma María Mira que “se elevan las tasas de mora, impagos....Y el negocio minorista, que en el caso del Santander es uno de los principales, tendrá que afrontar grandes dificultades por la crisis económica y derivada de la pandemia. Por tanto creo que la caída de la cotización está justificada desde 2018 y más ahora con la situación actual. Considero que ese es el marco con el que ahora se está valorando al Santander”.

Juan Pablo Gil Gómez, estratega de mercados de XTB destaca que “ Santander se ve aquejado del mal general del sector financiero: el cambio de modelo hacia la digitalización y el entorno en el que nos movemos, el más hostil que se le puede plantear a un banco. Con un nivel de tipos de interés, no solo los del BCE, sino lo que llamamos “ la pendiente de la curva”, cuando muestra poca, significa que el coste del dinero a corto y largo plazo es muy parecido y el margen de intermediación es muy bajo y les impide ganar dinero”.

“A esto se une, nos indica desde XTB, la crisis que estamos viviendo por el coronavirus que ha disparado el riesgo de morosidad e impagos para los próximos años, por el aumento del paro exponencial, con mucha gente que va a perder su empleo, con dificultades para devolver los créditos que se les han concedido. De esta forma, Santander va a tener que incrementar las provisiones, con lo que das menos beneficio, y cuando esto se produce, tu compañía cotizada en bolsa sufre. Creo que todo eso es lo que le está ocurriendo a la entidad “.

Gráfico de la cotización de Banco Santander

Dividendo: ¿Es tan vital para la entidad repartirlo que le pide reconsiderar su actitud al BCE?. Sería el segundo en rentabilidad del Ibex, ¿le merece la pena al inversor?

Desde XTB, Juan Pablo Gil Gómez considera que “muchos inversores le dan un tremendo peso al tema del dividendo. Entre nuestros clientes la retribución al accionista parece importantísimo. Pero yo siempre he dicho que tener una compañía que lo hace bien y paga dividendos es maravilloso, tener una compañía que lo hace mal y paga dividendo....es un desastre”.

Y añade que “ es una estrategia que no va a compensar nunca al inversor. Miremos lo que ocurre con Telefónica. Paga un dividendo fabuloso y está muy cerca de mínimos históricos. Si unimos el dividendo que nos han pagado en las últimas décadas al precio de la acción, no está tan bajo como está, pero sigue siendo un desastre”.

“Por tanto creo que es más un tema de imagen”, afirma el analista- “ Si Santander está en una mala situación de mercado y los inversores no reciben esa compensación de un dividendo, suma en el lado negativo. Y a lo mejor hace que alguno se salga del valor. Creo que se trata más de una imagen de fortaleza, que pese a la situación el banco está en disposición de seguir retribuyendo a los accionistas. Pero la mejor retribución al accionista es hacer crecer el valor de tu compañía en bolsa, no es el scrip dividend o el dividendo directamente en cash”.   

“ Yo creo que no le merece la pena ni al inversor ni al Santander”  destaca María Mira de Ei. A su juicio “ esto se enmarca en una campaña de marketing de la entidad cántabra para recuperar un poco la cotización, de vender que aquí no está pasando nada o que no es tan malo como parece. Yo creo que aquí se equivocan también. Creo que el panorama del Santander, con la recomendación hasta el uno de enero del BCE de no distribuir dividendo, es un poco ir en contra de lo que te dictan los reguladores. Además con pérdidas de 11.000 millones de euros en el primer semestre, que llegarán al cierre de 2020 y será un cierre en negativo, por mucho que nos laven la cuenta de resultados con el beneficio ordinario, ya que el atribuido va a ser negativo”.

“ Además- nos dice la analista de Estrategias de Inversión- el dividendo se pagaría en forma de scrip dividend , si no se hace recompra de acciones, habrá dilución y será negativo para el accionista. La rentabilidad es un poco espejismo. Es una rentabilidad elevadísima, debido a la caída de la cotización. Ya que de hecho la retribución al accionista, aunque nos lo reparta, será de 0,10 euros, el año pasado fue de 0,22 euros por acción, es menos de la mitad y la rentabilidad sobre el dividendo, más que dobla, entonces es un espejismo, un oasis que no existe”.

María Mira aprecia que “el dividendo que realmente vale la pena es aquel derivado de un mayor beneficio, de un negocio que crece y de una buena cuenta de resultados. Y no viene de ahí. De forma que no va a ningún lado, no se va a poder sostener, al regulador no le va a gustar....yo no lo veo, no creo que sea una buena idea para ninguno de los dos, entidad y accionista”.  

 Acaba de renovar su estrategia comercial en España (Santander One en noviembre 1 cuenta frente a las 16 existentes pero mayor vinculación si quiere comisiones cero). ¿Servirá esta política para reactivar al valor?

La experta fundamental de Estrategias de Inversión no lo ve para reactivar el valor. “ El Santander tiene todavía muchos frentes con riesgo, muchos problemas a nivel global y no se van a resolver aunque consiga rentabilizar esta nueva estrategia en España. Pero obviamente será un impulso importante y podría implementarlo aquí, y si funciona, extrapolarlo al resto de sus áreas”.

“Yo lo veo como lo que vienen haciendo algunos operadores de viajes online, como eDreams, es buscar ese servicio premium, que para la entidad le aporta unos ingresos más recurrentes y en ese sentido será positivo- nos señala María Mira – si consiguen los objetivos de suscripción que me imagino se estarán marcando. Si lo presentan de forma simplificada, sin demasiadas exigencias para el consumidor, podría tener tirón, pero si hay mucha letra pequeña no creo que consiga arañar cuota a la competencia. Todo va a depender de la forma de plantearlo”.

“No lo veo mal, es una buena estrategia y que este servicio unido a la digitalización podría aportarle ingresos recurrentes y buscar por ahí la rentabilidad. Y si resulta en España será una buena estrategia para llevar a otras áreas geográficas”, destaca la analista fundamental.  

Juan Pablo Gil Gómez  señala “ no creo que solo eso vaya a reactivar a la entidad. Este movimiento yo creo que es más un deseo de anticiparse al mercado e intentar luchar por un pastel que cada vez se va a repartir entre menos jugadores, pero más potentes”.

“Considero- afirma el estratega de XTB-  que va a producirse una batalla campal por conseguir al cliente bueno. Los bancos se dan cuenta que hay gente que tiene mucho dinero y que se les pueden vender muchos productos. Porque esta cuenta One es una venta cruzada, al final consigues al cliente, lo vinculas y le obligas a tener la nómina, a que domicilie recibos, que utilice la tarjeta, seguros de vida, de hogar....y cuando te quieres dar cuenta lo tienes todo en el banco, que ese es su negocio. Le convierto en un cliente para todo y le vendo todos los productos que tengo a ser posible. Un modelo de negocio muy rentable, más allá de la apertura de una cuenta y  esa vinculación hace que consuma mucho producto financiero que le ofrece la entidad. Desde ese punto de vista, creo que es un acierto intentarlo, al menos”   

Santander al hacer la digestión del Popular ¿Se quedará fuera del ámbito de las fusiones o será un actor a tener en cuenta? ¿Cómo queda tras la llegada de la super Caixabank al fusionarse con Bankia?

Juan Pablo Gil Gómez de XTB destaca que “cuando Santander se queda con Popular son movimientos que se tardan mucho en consolidar. Imagino que si a la entidad se le pusiera delante un “caramelo”, va a estar tentado de cogerlo, pero no creo que vaya a forzar la situación. No considero que Santander en este momento tenga esa necesidad imperiosa de hacer un movimiento en esta carrera que parece que estamos viendo de consolidación del sistema financiero español”. 

Análisis en profundidad de las principales del Ibex
Análisis en profundidad las principales empresas de la bolsa Española. Comenzamos con PharmaMar, Siemens-Gamesa, Inditex, Santander, BBVA, Repsol, Sabadell y Telefónica. Cada semana incorporaremos nuevas empresas ¡No te lo pierdas!

María Mira ve al Santander con un tamaño ya adecuado. “ No lo veo con tanta necesidad de fusionarse en cuanto a su tamaño, como puede ocurrir en el caso de otras entidades. No, no se va a quedar rezagado. De hecho, por activos el banco sigue siendo el más grande a pesar de la fusión CaixaBank y Bankia, con 1,05 billones de euros de activos totales. Ana Botín señaló en la operación del Popular, que tal vez el momento no era el más adecuado por la caída de tipos, y ahora, lo tienen más que anticipado. Y queda mucho tiempo de tipos muy bajos,  por lo tanto al Santander no creo que le interese una fusión, para ganar tamaño, ni para reducir costes, ni conseguir sinergias”.

“Creo - dice María Mira - que con el Popular le costó más de lo que esperaba, todavía lo está digiriendo, con dotaciones en 2019 de 864 millones de euros. Por tanto no lo veo cayendo en el mismo error, de una fusión, por no perder su posición, porque creo que está bien posicionado”.

“Pero de tener que verse obligado a ello- afirma la experta de Ei-  lo vería con Bankinter, el más rentable y digitalizado en el panorama español, pues sería una opción por rentabilidad. Se me ocurre también Abanca, que tiene más negocio en Portugal...pero en mi opinión sería buscando la rentabilidad y no tanto en la disminución de costes como puedo ver otras fusiones, que se plantean por necesidad”.

“Sobre cómo queda por panorama,apostilla María Mira, en tamaño, como he dicho, sigue siendo el primero, tiene 146 millones de clientes, su tasa de mora es del 3,3%, mejor por ejemplo del nuevo Caixabank con Bankia que es del 4,1%, por ratio de cobertura está mejor el Santander, y en donde falla es en la rentabilidad:  el ROTE (el indicador que lo mide) del banco de Ana Botín es del 5,44% y la fusionada del 8%, ahí veo que necesita mejorarlo, porque el problema no es de solvencia y la digitalización ayudará a reducir los costes”. 

El banco por dentro: ratio de capital CET1 Fully loaded 11,84%, beneficio ordinario 1.908 millones de euros, actualización del valor del fondo de comercio y los activos fiscales diferidos DTAs generó un cargo extraordinario de 12.600 millones de euros, con pérdida de 10.800 millones en el resultado atribuido. ¿cómo son los números de la entidad?

La experta fundamental de Estrategias de Inversión nos dice “ veo los números del Santander muy complicados, muy oscuros. En solvencia consigue cumplir, quizá no está como los europeos, pero su objetivo se va cumpliendo, el problema, vuelvo a repetir, es la rentabilidad y que los márgenes no crecen y no parece que vayan a hacerlo. Si consigue arañar un poco de margen por nuevas estrategias bien, pero eso no va a poder suplir toda la pérdida de márgenes ante la persistencia bajista de los tipos”.

“Su beneficio además- nos indica María Mira- se contrae un 53%, eliminando incluso ese efecto de fondo de comercio y de DTAs, el ROTE es bajísimo, 5,44% como hemos visto, el pasado año en el primer semestre estaba en el 11,6%, se contrae hasta la mitad. Por tanto muy complicado. Caen los ingresos un 9%, los márgenes un 8%, las comisiones un 12%, los ingresos por dividendo un 27% y los costes solamente se recortan en un 8%. Sólo crece en volumen su negocio en Brasil y en México, pero aquí con el efecto tipo de cambio que se come todo lo ganado”.

“Y lo peor no es la llegada del Covid, considerando 2020 como un paréntesis y a partir de 2021 volvemos a niveles pre pandemia. Este no es el caso del Santander, ni de la banca. Estos números ya venían siendo oscuros antes y el motivo es el tipos de interés, la falta de margen y no encuentran como suplir esa falta de rendimiento. Es lo que veo en los números del Santander”.

Diversificación del negocio: Europa, Norteamérica y Sudamérica, que en el primer semestre vio como el Viejo Continente se mostraba como su gran rémora, con las peores cifras del grupo.

Desde XTB, el estratega Juan Pablo Gil Gómez destaca que “Santander hace ya mucho tiempo hizo fuertes apuestas en Brasil, especialmente, luego también un proyecto en Estados Unidos, que no salió adelante.... Yo creo que este tipo de bancos internacionales, con presencia en tantísimos países sí que tiene que diversificar. No tiene sentido que al final te conviertas en un gran banco, por ejemplo, sólo en Europa”.

Y refrenda que “de cara a los próximos años, más allá de la crisis, yo considero que tener un pie metido en países emergentes es importante, porque pienso que tienen una capacidad de crecimiento muy grande. Brasil, con todos sus problemas, creo que sigue siendo una apuesta ganadora, igual que hizo en su día BBVA con México”.

María Mira de Ei nos dice “que el Viejo Continente es obviamente el que tiene mayor peso, un 35% y la caída fue del 54%, entonces Europa lastra las cuentas, pero si nos fijamos en cualquier otra área geográfica, el siguiente sería Brasil que aporta un 32% y cae un 17%. En Sudamérica en general, el área completa aporta el 45% y recorta un 13% y Norteamérica que aporta un 13% baja un 29%. Por tanto considero que el Santander no tiene un motor de crecimiento, no tiene ningún área que compense la caída de ninguna de ellas.

“Entonces está un poco sin motor, está goteando en toda su presencia y con una Europa absolutamente tocada y con márgenes cero. El verdadero problema es el tipo de interés en Europa. Y la diversificación no está siendo efectiva, al perder en Sudamérica por los tipos de cambio también. No le aporta ahora mismo nada positivo”. 

Retos de Santander en el horizonte actual, en un entorno de tipos cero con el peso de la pandemia y de su impacto en el sector ( morosidad, menor rentabilidad...).

Para María Mira “ahora empezaremos a ver aumento de tasas de mora, de impagos y eso va a ser un reto importante a gestionar, mirando a la solvencia. Y después el principal es conseguir alternativas de rentabilidad, porque los tipos no van a subir a medio plazo y hay que encontrar la rentabilidad por otro lado” .

“Y además la digitalización, como ya están haciendo. Por una parte reduces costes, conllevará cierre de oficinas, las reestructuraciones a corto plazo son caras, pero les ayudará a posicionarse, a competir también porque los demás también han entrado en esa dinámica. Y por una parte el ser grande, significa que eres más pesado y te cuesta más. Retos, los tiene todos. El reto de encontrar una rentabilidad, el de cómo elevar los márgenes, el de solvencia y de mora, y los retos de afrontar una competencia”, concluye la analista fundamental de Ei.

Juan Pablo Gil Gómez, de XTB piensa que “el reto, al menos de aquí hasta al menos 2025 va a ser, extraordinariamente complejo. ¿Qué es lo que les salva? Que el BCE se da cuenta de que es ruinoso para los bancos y por eso les permite acceder a financiación a costes negativos, con la condición de que las entidades presten el dinero a particulares o empresas a bajo coste. Con lo cual ahí generan un margen y beneficio, totalmente artificial, gracias a que el Banco Central Europeo les da estas líneas de financiación, a tasas, no bajas a tasas negativas”.

“Todo esto, nos cuenta el estratega de XTB,  viene a colación porque por desgracia para el Santander y el resto de los bancos en los próximos años, no veo cambios, porque el BCE, a instancias de la pauta establecida por la FED con respecto del control de la inflación, que solo controlará que no supere el 2% a largo plazo, sigue este movimiento drástico. Su referente es Jerome Powell y Christine Lagarde, en el mejor de lo casos, está abriendo la puerta a que no suban los tipos en 3 o 4 años al menos. Incluso el BCE señala que no tiene ningún inconveniente en ampliar las medidas y entrar con tasas de interés negativas. Por lo que si me preguntan si vamos a estar cerca de ver los tipos en tasas positivas, la respuesta es no. Creo que hasta 2025 no se van a producir subidas en los tipos”.

¿Cómo ve a la entidad a cinco años vista. Seguirá siendo uno de los totem del sector o cambiará su posición? ¿Habrá mejora del valor en el mercado a medio plazo?

Santander va a ser un referente en la banca, señala desde XTB Juan Pablo Gil Gómez. Lo lleva siendo mucho tiempo y no creo que vaya a perder importancia. Pero sí creo que el sector es candidato a perder peso en sí mismo. Con capitalizaciones a la baja que han propiciado por ejemplo la salida de uno de sus valores desde su fundación, BBVA del Euro Stoxx 5,0 y ya no está entre las 50 compañías más importantes de Europa. Y en este indicador, la banca en 2009 pesaba un 21% y ahora es un 6% y sigue bajando. Así las entidades cada vez son menos relevantes para ver la evolución de las bolsas”.

Y advierte el experto de XTB de que “con este escenario que hemos dibujado hasta 2025 de tipos mantenidos en cotas históricamente bajas, pues va a ser muy difícil que se produzca una recuperación en las cotizaciones, en el peso que tienen en los índices. De haber algo de este tipo, habrá que esperar a un tiempo más lejano incluso que ese horizonte a cinco años vista”.

Estamos viendo como en Europa está perdiendo posiciones- señala María Mira- obviamente, dejando de lado ese poderío comunitario que tenía el Santander. Pero en casa sí que veo que vaya a seguir siendo un peso pesado. Lo va a pasar mal y la cosa se va a alargar, con un plazo mínimo de recuperación de cinco años, no solo para la entidad sino para todo el sector financiero, antes no lo veo”.

“Puede que aguanten- apostilla la analista de Ei- por ejemplo con esta nueva gestión comercial en España y que lo gestionen poco a poco. Y lo veo buscando nuevas estrategias, nuevas alternativas, con estrategias de marketing como la del dividendo.... Es un peso pesado, también a nivel europeo, con una buena posición a pesar de que ya no está entre los más grandes. Lo veo que va a estar ahí pero no recuperando antes de unos cinco años”.  

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.

Especial 15 aniversario de Estrategias de Inversión

Estrategias de Inversión celebra en Noviembre, su 15 aniversario y hemos preparado algo muy especial para todos los usuarios del portal.

Celebra con nosotros 4 grandes eventos totalmente gratuitos. ¡No te lo puedes perder!

Apuntate gratuitamente pinchando aquí. 

 

 

Pide información