La agencia de calificación Fitch ha revisado a la baja hasta perspectiva negativa la deuda senior, la deuda subordinada y de preferentes de Bancaja.


Fitch tan sólo salva de esta revisión en negativo a la deuda avalada por el Estado que mantiene sus calificaciones actuales.