Un nuevo mazazo para el sector financiero español. Moody´s ha anunciado esta mañana que mantiene en negativo su perspectiva sobre la banca española. Acceso a la financiación o las presiones sobre la capitalización son algunos de sus motivos.

Son entidades que no han necesitado rescates y, sin embargo, la mala situación de la economía española, el constante deterioro de la calidad de los activos y los planes de austeridad fiscal del gobierno español pone la punta de la flecha de Moody´s sobre la banca española. Un sector que tendrá que hacer frente a pérdidas económicas de hasta 176.000 millones de euros "debido a dotaciones  y reservas, una cifra de la que sólo han reconocido la mitad". El informe publicado por la agencia de calificación estima en 17.000 millones de euros "el déficit de capital que tendrán que afrontar los bancos".  


De este modo, los bancos tendrán que acudir al Fondo Ordenado de Reestructuración Bancaria (FROB), cuyos 99.000 millones de euros "permitiría a las entidades reforzar sus ratios de capital por encima de los niveles utilizados en las pruebas de resistencia de la propia agencia". Moody's, fue la última agencia en quitar a la deuda española su máxima calificación.