La junta general extraordinaria de Banca Cívica, celebrada hoy ha aprobado por unanimidad la segregación del negocio de las cajas que la forman -Cajasol, Caja Navarra, CajaCanarias y Caja Burgos-.

Además, la junta también ha aprobado la ampliación de capital social en más de 38 millones de euros, algo que será suscrito proporcionalmente por cada una de las entidades.

Según la comunicación de Banca Cívica remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la junta de Banca Cívica ha acordado además aprobar el balance auditado de la sociedad, cerrado a 31 de diciembre de 2010, como balance de segregación, en relación con la operación de segregación citada.

Así, se ha aprobado la operación de segregación de los negocios de Caja Navarra, Cajasol, CajaCanarias y Caja Burgos a favor de Banca Cívica SA, en los términos previstos en el proyecto común de segregación.

Asimismo, ha aprobado un aumento del capital social en un importe de 11.132.536 euros, mediante la emisión de nuevas acciones representadas mediante anotaciones en cuenta, que serán suscritas en su totalidad por Caja Navarra como consecuencia de la segregación.