Las  bolsas están viviendo una volatilidad bastante anormal. Y sin embargo, es posible encontrar oportunidades. También en la bolsa española. Selfbank reconoce que DIA, Endesa, Repsol, Jazztel y OHL son opciones para invertir. Tamibén por técnico, señala Óptimo Trade. A través de productos cotizados, Warrants, Multi o InLine, que examina SG. 

En estas últimas semanas se han abierto dudas, como el Abenomics, si comparamos lo que ha puesto Japón sobre la mesa con lo que lo ha hecho EEUU se ve que ésta ha puesto un 13% del PIB frente al 28% que supone sobre la economía del gobierno japonés. Sin embargo, su medida ha hecho “haya confianza en el mercado y es fundamental porque si no existe, probablemente seguirán sin crecer. Aquí está también el mayor riesgo. Cuando falla la confianza todo esto se empieza a caer”.

Esta semana hemos leído como Black Rock decía que el mayor riesgo de la Eurozona es España: PIB con siete trimestres en negativo, y es complicado decirle a alguien que tiene que invertir en España. Los mercados no se han llegado a creer que los índices hubieran llegado a los niveles en los que estaban. En el momento en que se han conjugado dos factores negativos, ha hecho que muchos inversores recogieran beneficios. Si China y EEUU crecen menos, tendremos un problema. Pero el punto de vista positivo llega porque EEUU es cierto que se comenzarán a retirar las medidas de estímulo pero se hace por una mejora de la economía. En China hemos visto la negativa a seguir concediendo créditos, pero hablamos de controlar los créditos que se dan ligados al sector inmobiliario.

En este contexto ¿Está prohibido invertir en España? Radicalmente no porque no todo es negativo. El hecho de que hayan caído los costes laborales, nos ha hecho ganar competitividad. Además la reforma del mercado laboral hace que se necesite menos crecimiento de PIB para comenzar a generar empleo y después hay que tener en cuenta que tenemos muchas compañías que están vendiendo fuera, son más extranjeras que España y en cualquier contexto de mercado siempre encontraremos compañías que lo pueden hacer bien, que están baratas y en las que el mercado reconoce su negocio.

¿Y en el Ibex? Javier Romero, de Óptimo Trade reconoce que el gráfico del Ibex35 muestra que la tendencia principal es claramente bajista y todo aquel inversor que quiera tomar posiciones a largo plazo tendrá que pensar en niveles de 8800 – cuando se rompería la línea de tendencia bajista- para entrar. “Está empezando a hacer una figura de acumulación, h-c-h- y parece que está entrando dinero, la gente se cree que quizás lo peor ha pasado por lo que se pueden comenzar a acumular posiciones a muy largo plazo”-.

Todos aquellos que invertimos en corto plazo, nos centramos en el gráfico diario que muestra un canal lateral bajista, se perdieron los 8100 se ha ido a 7500 puntos. Cuando operamos a corto es preferible buscar instrumentos apalancados para sacar la máxima rentabilidad posible. “Al mercado se le está castigando. Entre 7000-7100 puntos nos dirigiríamos a la parte alta del canal. En un gráfico del Ibex35 tenemos el estocástico en niveles de sobreventa por lo que era factible que en 7500 empezara una recuperación, rebote que le lleva hasta los 7700-7800 puntos – la clave estará en el volumen – pero si observamos que éste no repunta, podríamos asistir a un tramo bajista que nos lleve a nivel de 7000 puntos”.

5 ideas de inversión:

DIA. ES interesante por el tipo de consumo que lleva, no es cíclico, y está consiguiendo crecer no sólo en el exterior sino que además lo hace en nuestro país. No se ha quedado con una fórmula que le funciona sino que sigue adelante, desarrollo en Brasil y ventas on line. No tiene deuda excesiva y tiene objetivo ambicioso, crecer a doble dígito desde 2012-2015. Potencial revalorización interesante. Su principal pero es que tiene un per elevado.

Desde el punto de vista técnico, Javier Romero, de Óptimo trade  reconoce su clara tendencia alcista. Entrar en subida libre da algo de miedo y entrar a lo loco, son ganas de perder dinero. Vemos que ha hecho dos máximos en niveles cercanos a los 6.5 euros. En gráfico semanal, indicador de medias móviles, está en clara tendencia alcista pero observamos una pequeña divergencia bajista lo que puede ser síntoma de agotamiento en la compañía. No es lo mismo cambiar una tendencia que darse la vuelta. Podría retroceder hasta los 5-5.30 euros y es ahí donde podremos operar. Es importante que en el gráfico de largo plazo se muestre el nivel de soporte.

Endesa. Tal vez su punto débil es toda la incertidumbre que hay en torno a la regulación que le ha impactado pero tiene ventajas como el consumo no ligado a ciclo y estrategia de reducción de costes que le permitirá tener una situación financiera más holgada. Si lo comparamos con los homólogos también está en situación de ventaja.
El gráfico semanal muestra que está entrando dinero, vemos su tendencia alcista pero está haciendo una formación de h-c-h con objetivo de 14 euros. Tiene máximos crecientes y máximos decrecientes con lo que posiblemente esta figura se cumplirá y se podría ir hacia abajo. Si al reducir frecuencia, el nivel de 16 euros lo veo más claro,

Jazztel. Esa compañía cuya sorpresa es que decepcione porque todos los planes estratégicos los ha superado, sigue marcándose retos pero viendo lo que ha hecho en el pasado lo podría seguir haciendo. El siguiente plan es triplicar el beneficio neto y de momento, en el primer trimestre lo ha hecho muy bien. Sigue ganando base de clientes y lo hace de una forma sólida. Potencial alcista cercano al 15% y se habla de qué compañías serán posibles “opadas” y Jazztel siempre ha sido un caramelo.

Repsol. Ha conseguido crecer en el 1T teniendo en cuenta la difícil situación que ha tenido. El contencioso con YPF no parece que se vaya a solucionar a corto plazo pero al final esto estaba descontado del valor de la acción. Su principal problema sea el elevado endeudamiento aunque es cierto que da pasos para intentar corregirlo.

OHL. Su crecimiento muestra un caso de éxito y no sólo en el pasado sino que lo ha hecho muy bien. A diferencia de lo que pasaba con DIA, sí que es muy positiva su evolución del exterior de dónde proceden un 60% de los ingresos. Cartera sólida que le permite estar cubierto los próximos meses. Potencial alcista del 16%.

En cuanto a los instrumentos,  Carlos García Rincón, responsable de productos cotizados de SG  señala los warrants como "un producto que sirve para cualquier tipo de estrategia – largo, corto, lateral…- no tengo que tener ningún contrato especial ni plataforma ad hoc sino que es la misma, que servirá para comprar todos estos productos. El máximo de pérdida es la inversión inicial, no puedo perder más de lo inicialmente invertido y por eso, como consecuencia de eso, no es necesario prestar garantías. No hay liquidación diaria de pérdidas y ganancias por lo que son productos tremendamente operativos"-  ¿Qué estrategias se pueden desarrollar? Productos destinados a la especulación o inversión apalancada, que se puede utilizar de forma agresiva sobre la direccionalidad de un título o como herramienta de cobertura, luego los warrants, turbo y multi, permiten especular con el comportamiento de un activo o cubrir mi posición.

Con warrant garantizamos el precio al que tengo interés comprador o vendedor en un activo concreto y fijar ese precio, me permitirá aprovecharnos de la tendencia que tenga en un intervalo determinado. Si el activo sube, el derecho de compra se habrá revalorizado y lo podré vender más caro con lo que puedo hacer trading. El escenario más interesante para la inversión en Warrants es el que se define por una tendencia – alcista ó bajista – y un escenario de movimiento – a mayor volatilidad, mayor será el precio de ese warrant, call o put.

Podríamos decir que a favor, es que cotizan en bolsa, están regulados, supervisor español BME que vigila que la actuación en mercado sea adecuada a derecho y goza las mismas garantizas de cualquier producto. Nos permiten invertir al alza ó a la baja, requieren una inversión muy pequeña – se paga un prima para poderme garantizar ese derecho de compra o venta a futuro – en el mercado sólo existen órdenes a precio limitado, tendremos que fijar el precio al que estamos interesados en comprar-vender el warrant.

Como hándicap, la evolución del pecio no sólo depende del precio del activo sino que depende del tiempo, volatilidad, tipos de interés, dividendos…el paso del tiempo les perjudica. Si no hay tendencia, nos penalizará porque perdemos parte del valor del warrant y el derecho cada vez vale menos y son realmente arriesgados en escenario de mercado lateral. Habrá que buscar escenarios de tendencia en corto-medio y largo plazo que justifique esa pérdida de valor temporal. El riesgo de contrapartida reside en que la entidad emisora haga default y no recupere la inversión.

Pueden ver el Trading Room en Streaming en la zona Premium de Estrategias de inversión y preguntar a los ponentes en twitter mediante el hagstag #TR2013