El vicepresidente de la Comisión Europea (CE), Joaquín Almunia, advirtió hoy de que a Grecia "le quedan días"
de liquidez y reprochó a los gobiernos de Alemania y Francia que no tomen decisiones urgentes y que bloqueen las propuestas presentadas por el Ejecutivo comunitario.
Según declaraciones a TVE, Almunia ha alertado de que si no se resuelve el último pago al gobierno heleno, Grecia tendrá problemas de liquidez que se extenderán a otros países como Irlanda o Portugal, "víctimas inmediatas" del problema griego.

"Esto no se puede resolver en marzo", agregó el vicepresidente de la CE, quien señaló que habrá que dar una solución antes de la reunión del próximo Consejo Europeo del 9 de diciembre.