La aseguradora alemana Allianz prevé obtener un beneficio neto ligeramente por encima de 900 millones de euros en los tres primeros meses del año, un 43% menos respecto a las ganancias del mismo periodo de 2010.

Allianz cifra en unos 750 millones el impacto de las catástrofes naturales durante este periodo, de los que 320 millones corresponden al terremoto y al tsunami de Japón.

"Aunque hemos destinado casi 200 millones de euros más que el año pasado a las catástrofes naturales, hemos logrado mantener nuestro beneficio operativo cerca de los niveles del año pasado", destacó Michael Diekmann, consejero delegado de Allianz, quien espera que la compañía cumpla el objetivo de ganancias operativas para el presente ejercicio.

La mayor aseguradora de Europa presentará las cuentas definitivas del primer trimestre el próximo 12 de mayo.

Tras este anuncio de caída de los beneficio, los inversores están castigando al valor en el Dax Xetra. Allianz cede un 1,41% hasta los 104,85 euros.