Alemania ha retrasado la decisión de conceder financiación estatal a la filial de General Motors Corp., Adam Opel GmbH, debido a que la empresa matriz estadounidense necesita más efectivo, indicaron el jueves funcionarios del Gobierno germano. La decisión sobre Opel ha sido retrasada al viernes.
El ministro de Finanzas germano Peer Steinbrueck señaló que GM presentó sorprendentemente una solicitud de 300 millones de euros, que el gobierno federal es reacio a satisfacer. Añadió que la propuesta para recibir ayuda estatal de Alemania tiene que ser transparente. "Este no es el caso (...) No podemos aceptar eso, porque necesitamos seguridad", dijo. Steinbrueck indicó, sin embargo, que hay una "esperanza razonable" de que la decisión sobre la financiación para Opel pueda tomarse el viernes.

Steinbrueck también apuntó que el grupo austriaco-canadiense Magna International Inc. y el fabricante de automóviles italiano Fiat  todavía están en la carrera por Opel, aunque el inversor financiero Ripplewood ya ha tirado la toalla.