El grupo constructor ACS dijo el viernes que acordó la venta de su negocio portuario Dragados por un valor de empresa superior a 720 millones de euros a un consorcio de inversores institucionales asesorados por JP Morgan. "(El acuerdo) excluye los activos internacionales y las participaciones en las sociedades Rebarsa y Sintax", precisó ACS en un comunicado a la CNMV.
La constructora comenzó las conversaciones con JPMorgan para venderle su filial de puertos el año pasado con el fin de recortar su alto endeudamiento.