Las acciones de ACS regresan a niveles de 13 euros después de que hace una sesiones superara los 14,50 euros, lo que, aparentemente confirmaba la figura de cambio de tendencia de hombro-cabeza-hombro que parecía venir dibujando.


Sin embargo, nada más lejos de la realidad. “Ha generado dos o tres señales falsas consecutivas de entrada en largos”, avisa Roberto Moro, de Apta Negocios. Por ello, el experto prefiere mantenerse al margen. Las acciones de ACS hoy se desploman un 4,85% hasta los 13,73 euros, por lo que el valor no encontraría soporte “hasta los 13,05 euros”, indica Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com. En cambio, por arriba, “la primera resistencia se sitúa en los 15,30 euros”, dice Ruiz.

Esta semana Iberdrola celebra su junta de accionistas en Bilbao, encuentro que se prevé más tranquilo gracias a los blindajes que alejan a ACS de sus intenciones de controlar la energética. Además, la constructora tuvo que vender un 3,69% de las posiciones que tenía en la compañía vasca por el endeudamiento que arrastraba, por lo que constructora tiene en una actualidad sólo un 14,8% de la eléctrica.

ACS es una de las compañías españolas con mayor presencia en Grecia y, ni si quiera el resultados de las elecciones legislativas celebradas ayer suponen un alivio para el valor. En concreto, la constructora presidida por Florentino Pérez tiene dos contratos de infraestructuras, compartidos con Ferrovial, por valor de 2.650 millones de euros.

GRÁFICO ACS: