La bolsa americana comienza a dudar en las alturas y aunque los expertos de Allianz GI consideran que los inversores de largo plazo deberían estar en este activo, lo cierto es que ven algunos puntos que pueden ocasionar presiones a Wall Street.

En un reciente informe señalan que el bull market de la bolsa americana que dura más de ocho años ha hecho que la renta variable de este país siga entre los mejores activos desde que comenzó la crisis. “Con estos sólidos resultados es fácil argumentar por qué los inversores de largo plazo deberían mantener estos activos en sus portfolios”, dice Neil Dwane, el estratega global de la firma.

Y eso a pesar de las altas valoraciones de la bolsa, que cotizan a un PER Shiller de casi 30 veces, casi el doble de su media histórica. Esto hace que muchos inversores se pregunten si queda potencial en estos momentos.

Valoración del mercado americano

La pregunta de este experto es ¿qué va a hacer corregir a la bolsa americana? Una pregunta que se hacen cada vez más expertos en las últimas semanas. Ellos han destacado seis puntos que podrían “animar a los inversores sobreexpuestos a la renta variable americana a revisar sus posiciones”:

1- Las políticas de Donald Trump (Trumponomics): En opinión de Dwane “aunque los mercados habían mantenido muchas esperanzas por las políticas de estímulo del nuevo presidente, el fallo de la reforma sanitaria ha hecho que este entusiasmo disminuya”. Además, afirma que “no todas las propuestas y medidas que ha prometido han demostrado históricamente que puedan impulsar la economía”. Explica que la reducción de impuestos a las empresas suele generar solo un pequeño impulso mientras que la política de infraestructuras y la rebaja impositiva a los salarios bajos solo impacta positivamente en el medio plazo.

2- Mayor inflación y tipos de interés más altos: El estratega de la entidad considera que el IPC y los precios del dinero pueden subir con mayor rapidez de la esperada “especialmente porque la economía está casi en el pleno empleo”.   Explica el analista que si la FED se ve obligada a subir con más rapidez los mercados pueden encontrarse ante una sorpresa muy negativa.

3- Proteccionismo: Dwane piensa que estas medidas apeladas por Trump pueden ser negativas para el dólar y afectar a las grandes corporaciones multinacionales.

4- Coste de financiación de la deuda: Explica que Estados Unidos “incluso habiendo duplicado la deuda en los últimos años solo gasta 425.000 millones de dólares al año en los costes de financiación”. Cuando los tipos suban, el gobierno tendrá que gastar más dinero cada ejercicio para hacer frente a esta cantidad, con lo que se reducirá su capacidad de movimientos presupuestarios.

5- Envejecimiento de la población:  “la economía del país puede comenzar a sentir los efectos de una población muy productiva que se jubila y es reemplazada por jóvenes peor pagada y más expuesta a las fuerzas de la globalización”, dice el experto.  Es más, afirma que los cambios en las políticas de migración “la famosa flexibilidad americana será cada vez menos una ventaja y la caída de la inmigración reducirá las fuentes de talento”.

6- La tecnología hace más con menos: “ a pesar de algunas afirmaciones populistas lo que está afectando al mercado de trabajo americano es el aumento de la ‘tecnología mata empleo’ (job-killing technology en inglés)”, afirma el experto. Asegura el estratega de Allianz GI que esta tendencia seguirá impactando negativamente con la explosión de la robótica y la inteligencia artificial.  “Además, los efectos multiplicadores de la nueva tecnología y las redes sociales –en las que Estados Unidos es un líder- son mucho menores que en otras revoluciones industriales- y mucho más disruptivas en negocios ya existentes, afirma. Al final –dice el experto- podemos encontrarnos con que estas innovaciones son mucho más efectivas creando grandes riquezas que empleo”.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

“Tesla se convierte en la automovilística americana más valiosa”

"Para que el Ibex 35 cambie de tendencia tendría que caer por debajo de 9.236 puntos"