Aunque todavía queda mucho para la salida a bolsa de Aramco ( la petrolera estatal de Arabia Saudi) , la respuesta es sí, ya que el precio del petróleo se va a disparar a los 90 dólares, lo que  provocará inflación y subidas de tipos que no contemplan actualmente los cuadros macroeconómicos de los países y principales instituciones financieras.

Desde que se hizo pública la salida a bolsa de Aramco no ha hecho más que retrasarse. El motivo principal es el precio del petróleo que, por debajo de los 60 solares por barril, no contempla la valoración que quiere darle el gobierno saudí para valorar a la compañía en un billón de dólares y sacar el 5% de la misma, Es decir recaudar 100.000 millones de dólares  para su ambicioso plan de reformas y también, por qué no decirlo, para seguir pagando el tren de vida de toda la familia real saudí con una estimación de más de 100 herederos al trono que reciben (en función de su lugar de descendencia ) entre 8.000  y 270.000 dólares mensuales.Por no hablar de los miles de ciudadanos que tienen el rango de “príncipes”  en el reino y que también reciben rentas mensuales además de ocupar cargos importantes dentro del organigrama del reino Saud.

Por un lado Aramco se enfrenta a la dicotomía de no tener prisa en tener que poner en valor los activos y reservas de la compañía para poder financiar el cambio estratégico de la economía de Arabia Saudí y por otro lado, tiene que correr porque la megatendencia del petróleo está cayendo en favor de la energías renovables.

La solución ha sido tirar por la calle de en medio, retrasar la salida a bolsa a mediados del 2019 y mientras tanto ir reduciendo la producción de crudo dentro de la OPEP y de otros países productores cómo Rusia para que el precio suba. De momento lo están consiguiendo, el precio está subiendo desde los 47 dólares que cotizaba justo hace un año , pues en 12 meses ya llevamos un 50% de  subida del precio del petróleo, lo que conllevará, si no se remedia, a un repunte de la inflación. 

EEUU está bombeando todo el Fracking posible, pero aún así no consigue cubrir la caída de la producción de los países de la OPEP. China, el gran consumidor del petróleo mundial, está apostando por vehículos eléctricos y energías renovables, pero no va tan rápido como ellos quisieran. Al final la industria del petróleo es muy  grande y llevamos demasiadas décadas dependiendo del oro negro para,en dos años, poder pasar de él.

El objetivo de Arabia Saudi es que el petróleo se sitúe en 90-100 solares el barril a mediados del 2019 para poder hacer la colocación de la década .  Además los grandes brokers quieren sacar partido de la salida a bolsa de Aramco para lo cual necesitan que el petróleo se dispare.

 

 

Nuestro director  del Servicio de Trading Profesional  Ramón Bermejo ya dijo en Junio del año pasado que una de las tendencias del año sería el incremento del precio del crudo, las continuas declaraciones del ministro principal  de Energia de  Arabia Saudita, Khalid al-Falih, no hace más que hablar de los recortes en la producción y en 2018 el ministro de la OPEP es un Venezolano que no parece invitar  a que vaya a sobrepasarse la producción de 1.758.000 de barriles diarios.

Sin duda esto acelerará la guerra de divisas, el euro fuerte ha contenido el consumo de combustibles este año, pero una subida paulatina del dólar sobre la divisa comunitaria haría que la situación empezase a ser dramática. Se desconocen los precios a los que las industrias pueden aguantar un aumento del precio del petróleo, pero se antoja complicado que puedan ir tranquilos con precios a 90 dólares, ¡Imagínese aerolíneas, empresas de transportes, factorías!….Que son las que no han subido precios en estos años, de lo contrario hubiéramos tenido la tan famosa estanflación( caída de la economía con una subida de los precios).

El ministro de Economía Español ha declarado que el cuadro macro no se pensionará por los precios del dólares a 75 dólares. ¿Pero si llega a 90 dólares qué ocurrirá?

Desde diversas instituciones cómo el FMI, BCE  o BdE están vigilando esta variable, que puede hacer frenar la buena marcha de la economía Española y mundial en general, La moderación de los salarios y la congelación de los precios gracias al comercio electrónico son dos de los pilares de la recuperación económica, aunque todo apunta que va a empezar a cambiar.

El BCE y la Reserva Federal están listos para subir tipos, el problema es que lo hagan demasiado rápido y eso produzca un cortocircuito e las bolsas y economías globales. sería bueno para los bancos, pero en general malo para familias y empresas que se verían obligados a incrementar sus costes de financiación.  Y todo esto pillaría  a los países muy endeudados , en España por ejemplo el FMI  estima que no bajará del 80% de la deuda hasta el 2030 . Demasiada deuda como para afrontar un aumento de tipos tan pronto.

Las previsiones de crecimiento para España serán buenas según el FMI , pero una subida tan violenta del petróleo frenaría el crecimiento económico.

 

 

¿Y quien piensa  que seguira subiendo el petróleo?

Pues casualmente muchos gestores fondos nacionales e  internacionales están volviendo a comprar acciones de compañías relacionadas con el petróleo cómo Repsol, BP o relacionadas con sus industrias cómo técnicas reunidas , esto no es una flor de un día, es que piensan que van a ir bien en los próximos años porque el petróleo se mantendrá alto y gran parte del resultado de estas compañías viene directamente derivado del precio del oro negro.

Podemos ver en el gráfico del Servicio de Trading Profesional  que si sigue aplanándose  la curva de tipos en EEUU con respecto al bono  de 2 años y al bono a 10 años, históricamente cuando hemos tenido esta situación, se ha producido una crisis. 

 

 

Miren cómo la línea Amarilla (Bono a 2 años) iguala la línea roja (Bono a 10 años) e históricamente después viene una recesión para luego encontrarnos un ciclo de expansión de las bolsas (línea rosa).

Por último miren dónde estamos ahora , la línea amarilla se está acercando a la rentabilidad de la línea roja ( 10 años). Ya sabemos lo que eso implica si se cruzan y se mantienen.

La subida del precio del petróleo desencadenará la inflación y la reacción de los bancos centrales subiendo tipos de interés.  Será un momento muy delicado para las economías y para las bolsas. Hay muchos intereses para subirlo a 100 solares el barril solo para hacer caja en la mayor OPV de la historia, después ya veremos que pasa si sigue así o la megatendencia de las renovables se lo acaba comiendo en unos años o conviven ambos mundos o tiene que bajar el precio del petróleo porque la economía mundial no soporte este precio durante mucho tiempo. .Pero eso…Será otra historia.