Pese al desplome del Euro/Dólar desde el pasado jueves, tras las palabras de Mario Dragi, lo cierto es que el cruce, a día de hoy, sigue dibujando mínimos y máximos crecientes y esto quiere decir que la tendencia sigue siendo alcista. Es cierto que durante esta última caída el cruce se ha llevado por delante el soporte de los 1,3772 (ahora primera zona de resistencia) pero todavía sigue cotizando por encima del último mínimo creciente o mínimo de reacción, los mínimos de abril en los 1,3670. En cualquier caso no hay nada como irse a un chart semanal para ver dónde nos encontramos y de dónde venimos y lo cierto es que sigo sin ver nada que me haga pensar que el cruce esté por la labor de cambiar su impecable tendencia alcista de medio y largo plazo. Ahora bien, da la sensación de que podríamos tener delante una potencial “cuña alcista” (de implicaciones bajistas) pero que todavía no se ha confirmado. Para ello el cruce debería perforar, con holgura y al cierre de sesión, la zona de soporte de los 1,3670.
Estrategias de Inversión

JM.R.