Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos antes de que dé comienzo la primera sesión de una semana en la que, al igual que en la anterior, la atención la centra el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus comentarios a través de Twitter sobre posibles impuestos y aranceles, que acrecientan los miedos de una posible guerra comercial.

Los futuros de Wall Street registran descensos. Los del Dow Jones bajan un 0,13% y los del S&P 500, un 0,28% mientras que los del Nasdaq suben un 0,04%, después de que los mercados estadounidenses vivieron una montaña rusa los dos últimos días de la semana pasada, después de que el presidente Donald Trump anunciase la implatación de aranceles del 25% a las importaciones del acero y del 10% a las de aluminio de algunos países y que estarán en vigor "por un largo periodo de tiempo".

"Las vamos a firmar la próxima semana. Y tendrán protección por un largo periodo de tiempo", señaló Trump tras un encuentro con líderes empresariales en la Casa Blanca, en el que no mencionó los países afectados.

Wall Street cerró el viernes en terreno mixto, con el Dow Jones retrocediendo un 0,29%, mientras que el S&P 500 sumó un 0,51% y el Nasdaq, un 1,08%.

Los temores de una creciente guerra comercial crecieron después de que el mandatario indicase por Twitter que "cuando un país está perdiendo muchos miles de millones de dólares comercialmente con prácticamente todos los países con los que hace negocios, las guerras comerciales son buenas y fáciles de ganar".

"Por ejemplo, cuando perdemos 100.000 millones (de dólares) con un país concreto y se muestran satisfechos, ya no comerciamos más, y ganamos a lo grande. ¡Es fácil!", agregó Trump.

De nuevo a través de Twitter, el sábado Trump mantuvo la presión sobre sus socios comerciales el sábado al amenazar a fabricantes de automóviles europeos con un impuesto sobre sus importaciones si la Unión Europea toma represalias contra su plan de establecer aranceles al aluminio y al acero.

"Si la Unión Europea quiere aumentar aún más sus ya enormes aranceles y barreras a empresas estadounidenses que hacen negocios allí, simplemente aplicaremos un impuesto a sus autos que entran libremente a Estados Unidos", escribió en la red social.

Sergio Ávila, analista de IG, explica que el anuncio del jueves de Trump “provocó ventas masivas en el mercado, algo que se sumaba al sentimiento bajista provocado por los aumentos de los tipos de interés que tendrán lugar el 21 de marzo y que han provocado aumentos en los rendimientos de los bonos americanos. Los aranceles podrían reducir los beneficios de todos los sectores, y podrían dar lugar a precios más altos para los consumidores”.

"Canadá y México han amenazado con represalias, y la Unión Europea dijo que aplicaría un arancel del 25% sobre unos 3.500 millones de dólares en importaciones de Estados Unidos si Trump cumplía su amenaza2, añade

Hoy, también a través de Twitter, Trump ha sugerido que Canadá y México podrían ser eximidos de sus planes de aplicar aranceles a las importaciones de acero y aluminio si firman un nuevo acuerdo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA por sus siglas en inglés) y toman otras medidas.

"Tenemos grandes déficits comerciales con México y Canadá. El NAFTA, que está ahora renegociándose, ha sido un mal acuerdo para EE.UU. Masiva recolocación de empresas y empleos. El impuesto sobre el acero y el aluminio, sólo se abandonará si se firma un acuerdo sobre el NAFTA justo", ha escrito el presidente en un tuit.

Por su parte, los comisarios europeos abordarán el miércoles la reacción de la UE a los aranceles a la importación de acero y aluminio previstos por Estados Unidos, según ha comunicado hoy la Comisión Europea, añadiendo que la causa principal de los problemas para estos sectores era el exceso de capacidad.

Durante la semana, el S&P 500 cayó un 2%, mientras que el Dow perdió un 3% a la vez que el Nasdaq se dejó un 1%.

Al igual que en Europa, en la agenda del día de EEUU destaca la publicación del dato de PMI de servicios y manufacturero, aunque  la atención ya está puesta en los datos que se conocerán a lo lardo de la semana, entre las que destacan las cifras del mercado laboral de febrero (ADP de empleo privado e informe oficial de empleo con cambio en nóminas no agrícolas y salario medio por hora). Además, se publicará el Libro Beige que servirá para preparar la próxima reunión del 21 de marzo.

Antes de la apertura de la sesión, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,229 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,34%, hasta los 64,33 dólares, al tiempo que  el West Texas estadounidense sube un 0,08%, hasta los 61,30 dólares por barril, antes de buna reunión entre la OPEP y firmas de petróleo no convencional en Houston, que eleva las expectativas de que los productores de petróleo debatan más acerca de cómo despejar un exceso de petróleo global.

Además, según datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) Estados Unidos superará a Rusia como el mayor productor mundial de petróleo en 2023 y cambiará su posición histórica de importador para situarse cerca de la autosuficiencia.