Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York retroceden en la preapertura de la sesión del viernes, a medida que se acelera la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, una vez que la Cámara de Representantes ha aprobado la reforma fiscal del presidente Trump.

Los futuros del Dow Jones pierden un 0,10%, los del S&P 500, un 0,11%, mientras que los del Nasdaq, avanzan un 0,08%.

Así el Dow Jones y el S&P 500 ponen en riesgo las leves ganancias semanales, del 0,13% y del 0,15%,  que logran acumular tras el cierre de ayer. Por su parte, el Nasdaq avanza un 0,6% en la semana, que termina con la atención del mercado puesta en la votación de la reforma fiscal y en las investigaciones sobre la injerencia de Rusia en las últimas elecciones de EEUU.

El equipo del abogado especial Robert Mueller emitió una citación a más de una docena de funcionarios de la campaña de Donald Trump, pidiéndoles que entreguen documentos relacionados con Rusia, según un informe en The Wall Street Journal.

Mueller está supervisando una investigación sobre si los socios de Trump se confabularon con Rusia para inmiscuirse en las elecciones presidenciales de 2016. Tanto Moscú como Trump han negado cualquier actuación.

La Cámara de Representantes de EEUU aprobó ayer la reforma fiscal impulsada por Trump, con un total de 227 votos a favor por parte de la mayoría republicana, frente a 205 votos en contra. Ahora, el debate se traslada al Senado, que ratificará el proyecto en las próximas semanas.

En el plano empresarial destaca que, según publica The Wall Street Journal,  Comcast Corporation y Verizon Communications estarían interesados en adquirir una parte significativa de los activos de Twenty-First Century Fox, propiedad de Rupert Murdoch.

Antes de la apertura de la sesión, las acciones de Twenty-First Century Fox suben un 9,27%.

También avanza Tesla antes del arranque de la jornada. En concreto lo hace un 2,06%, tras la presentación Tesla Semi, un camión completamente eléctrico con una autonomía de 800 kilómetros con una sola carga.

Antes de la apertura de Wall Street, el euro se cambia a 1,179 dólares.

Los precios del petróleo avanzan, con el Brent subiendo un 1,08%, hasta los 62,05 dólares, mientras que el West Texas avanza un 1,34%, hasta los 55,88 dólares por barril.