Los futuros de los principales índices de la bolsa de Nueva York registran ganancias antes de que dé comienzo una sesión que volverá a estar marcada por los temores a una guerra comercial, después de que Trump confirmase ayer los aranceles a China. Sin embargo, los buenos datos macroeconómicos sirven para borrar, al menos de momento, unas pérdidas que en la jornada de ayer borraron los 25.000 puntos del Dow Jones.

Los futuros del Dow Jones suben un 0,18%; los del S&P 500, un 0,21% y los del Nasdaq, un 0,09%.

En la jornada de ayer, Wall Street cerró con fuertes pérdidas y una caída del 2,93% en el Dow Jones, con la que perdió el nivel de los 24.000 puntos, tras las sanciones comerciales contra China anunciadas por la Casa Blanca. El S&P 500 cedió un 2,52% y el Nasdaq, un 2,43%.

El índice de volatilidad VIX, conocido como el "medidor del miedo", se disparó más de un 30% ante los temores de una guerra comercial después de que ayer el presidente de EEUU, Donald Trump, diese instrucciones a su Secretario de Comercio, para que imponga aranceles sobre las importaciones chinas por valor de entre 50.000 millones y 60.000 millones de dólares.

En 15 días debería tener preparada una lista de productos sobre los que imponer estas tasas. Una vez publicada esta lista, habrá un periodo de consultas y discusión durante 30 días antes de que los aranceles entren en vigor. Además también ha dado instrucciones para que el Departamento del Tesoro tenga preparado en los próximos 60 días nuevas restricciones de inversión sobre las compañías chinas con el propósito de salvaguardar los sectores que EEUU considera como estratégicos.

Con ello, Trump quiere reducir los 375.000 millones el déficit anual de EEUU con China, además de poner freno a las transferencias en propiedad intelectual forzosas que las empresas chinas requieren para poder llevar a cabo negocios en su país y también impedir la inversión de las empresas chinas en sectores estratégicos de EEUU.

También ayer, el presidente estadounidense informó de que añade a Europa, Australia, Corea del Sur, Brasil y Argentina a la lista de países excluidos de los aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio, del 25% y del 10%, que son efectivos a partir de hoy.

Los expertos de Bankinter indican que “esta escalada de tensiones comerciales se está traduciendo en fuertes caídas en las bolsas, repunte de la volatilidad y huida hacia activos refugio. También se aprecia una huida hacia la deuda pública, con fuertes caídas en las rentabilidades.

En cuanto a las referencias de la jornada, ya se ha conocido que los pedidos de bienes duraderos en EEUU subieron en febrero un 3,1%, incremento que contrasta con el retroceso del 3,7% de enero. Asimismo el dato está por encima de lo esperado por los analistas, que anticipaban una subida hasta el 1,5%.

En el apartado empresarial, la atención se sigue centrando en Facebook, que cayó ayer un 2,7%, después de que los analistas alertaran de la pérdida de usuarios que va a sufrir. Asimismo, el mercado teme una salida de los anunciantes. Ayer se conoció que Isba, una asociación que agrupa a 3.000 empresas, entre las que se encuentra Unilever o P&G, pidió a los directivos de Facebook que dieran explicaciones sobre lo ocurrido. Prácticamente la totalidad de los ingresos de Facebook provienen de publicidad.

Por otro lado, ayer Nike informó de que en su tercer trimestre fiscal obtuvo unas ventas de 8.980 millones de dólares, por encima de lo esperado por los analistas. sin embargo, al cierre perdió un 2,91% tras conocerse que  el fondo Pershing Square del inversor William Ackman se había retirado de la empresa con un beneficio cercano a los 100 millones de dólares.

Los inversores también estarán pendientes de la salida a bolsa de Dropbox, a un precio de 21 dólares por acción, lo que supone una valoración de 9.200 millones.

Su debut bursátil permitirá a Dropbox recaudar 760 millones, que se unen a los 100 millones  que invirtió SalesForce por un paquete accionarial hace unos días. La compañía ya intentó salir a bolsa en 2014, con una valoración en ese momento de 10.000 millones.