Dicho protocolo estará basado en la generación simultánea de dos señales:

- Poder observar curva invertida en los plazos 10 y 2 años del Tesoro norteamericano a partir de un cierre diario inferior al nivel cero, y no sólo mediante una lectura intradía, evento que hemos tenido por primera vez desde el 2007 en la sesión del pasado 28 de agosto llegando a alcanzar un nivel negativo en un cierre diario de -7 puntos básicos (basis points) -véase gráfico 1- y

- Que el diferencial entre el tipo de interés oficial de la Reserva Federal real supere a la variación interanual del PIB real y tengamos también una lectura negativa. Actualmente este spread o diferencial se encuentra en el +1,88% y por tanto en valores positivos (véase gráfico 1) y por tanto a fecha de hoy no tenemos una señal de recesión en dicho diferencial.

 

Gráfico 1: Curva de Tipos 10-2, Tipos de Interés Oficiales e índice S&P 500. Resumen: Spread entre el 10 y 2 años del Tesoro norteamericano, variación interanual del PIB real y el tipo de interés oficial real de la Reserva Federal e índice S&P 500 -series mensuales- (Fuente: Bloomberg y elaboración propia).

Únicamente cuando podamos observar ambas señales simultáneamente consideraremos que existe riesgo de recesión. El gráfico 2 muestra la señal anterior sólo que en un histograma de color verde cuando el diferencial es positivo, que es donde nos encontramos en el momento actual -septiembre 2019- y rojo cuando es negativo.

 

 

Gráfico 2: spread de la Curva de Tipos 10-2, Tipos de Interés Oficiales e índice S&P 500. Resumen: Evolución del Spread entre el 10 y 2 años del Tesoro norteamericano, spread entre variación interanual del PIB real expresado en histograma, zonas de Expansión y Recesión de acuerdo con la NBER (Oficina de Investigación Económica de EEUU y árbitro de los Ciclos Económicos en ese país), el tipo de interés oficial real de la Reserva Federal e índice S&P 500 -series mensuales- (Fuente: Bloomberg y elaboración propia).

Para una mejor comprensión de este 'spread' veamos cuál es su significado: los tipos de interés oficiales norteamericanos siguen estando en niveles acomodaticios, es decir que niveles que favorecen el crecimiento económico por su reducido nivel (actualmente en el 2% tras la rebaja de un cuarto de punto del 18 de septiembre 2019), es decir niveles situados por debajo del tipo de interés neutral, que es aquel nivel de tipos teórico que no provoca ni crecimiento económico ni ralentización. El coste de financiación en relación con el ritmo de crecimiento del PIB es un determinante crítico del crecimiento futuro.

Cuando los tipos de interés reales superan el crecimiento del PIB generalmente esto conduce a una recesión como hemos visto desde 1969 anticipando seis cambios de ciclo. Los tipos de interés oficiales ajustados por la inflación se encuentra en territorio positivo en un 0,44% pero permanecen claramente por debajo del nivel que resultaría restrictivo para el crecimiento, actualmente en el 2,33% (véase el histograma en verde en gráfico 2), aunque es necesario subrayar tal como se puede apreciar en el gráfico 2, que no todas las ocasiones en las que este spread ha registrado lecturas negativas se ha desencadenado una recesión por lo que es necesario utilizarlo combinándolo con un filtro adicional que será la inversión de la curva 10-2, filtro que desde enero 1977 ha sido siempre la primera señal de alerta en observarse, la cual, como ya hemos señalado se generó a finales de agosto 2019. Nótese que dicho spread entre PIB YOY real (2,3%) menos tipos de interés oficial real (0,44%) da como resultado el nivel 1,88% tal como se puede apreciar en el histograma del gráfico 2.

Véase en el gráfico 4 como a lo largo de la fase de expansión marzo 1991- marzo 2001 este último spread en negativo en marzo 1995 sin que se desencadenara una recesión. Lo mismo ocurriría con la fase de Expansión del Ciclo previo comprendido entre noviembre 1982 y julio 1990 y hasta en tres ocasiones.

Para tratar de evitar estas señales falsas es necesario que dicha señal sea concomitante (i.e. que se produce en el mismo momento en el tiempo) con la señal consistente en poder observar curva invertida en el 10-2 Tesoro norteamericano. Desde 1977 sólo ha habido una señal falsa conjunta: junio 1998 aunque al menos alertó del riesgo de una fuerte caída en la renta variable norteamericana y europea desde finales de julio hasta comienzos de octubre 1998 que en el caso del índice alemán Dax fue del 38%.

La importancia del consumo privado en EEUU

Antes de continuar es necesario hacer el siguiente inciso para poder comprender la importancia que tienen las métricas relativas al mercado laboral norteamericano, como germen del deterioro del consumo, ya que pueden llegar a afectar dramáticamente al PIB norteamericano por la composición de este. Véase en la siguiente Tabla 1 como el 70% del PIB es consumo privado.

 

 

Gráfico 3: desglose del PIB norteamericano. Resumen: Desglose -en números- del PIB norteamericano en Gasto Personal (en Bienes y Servicios), Inversión Privada Interna Bruta, Exportaciones Netas y Gasto en Consumo e Inversión Bruta del Estado donde se observa cómo el 70% del PIB es consumo privado, es decir consumo de los hogares (Fuente: Bloomberg y elaboración propia).

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Nunca antes un evento inesperado como ha sido la pandemia ha modificado tan rápidamente los criterios de inversión.

Siendo conscientes de este dato, ¿en qué métricas -entre todo el elenco de datos macro disponibles en EEUU- deberíamos focalizar nuestra atención para tratar de detectar cualquier evidencia de deterioro del consumo privado? ¿Qué datos macro podría hacernos poder observar un deterioro del consumo privado? Pensemos: ¿Qué evento podría hacer que redujéramos sustancialmente si fuésemos ciudadanos norteamericanos nuestro consumo personal? Pues perder nuestro trabajo y encontrarnos en situación de desempleo y cuanto más se dilate en el tiempo esta situación de falta de ingresos, mayor reducción experimentará dicho consumo.

Debido a que el dato del PIB es de frecuencia trimestral y tres meses es mucho tiempo para los mercados, necesitamos una serie de datos de mayor frecuencia, granularidad o periodicidad como es mensual y semanal que nos ayuden a poder identificar de manera paralela y temprana cualquier indicio de debilidad en el consumo privado y esto lo vamos a lograr a través de las métricas del mercado de trabajo.

Una menor contratación y la destrucción de empleo puede llegar a hundir el consumo

Por tanto, podemos establecer un nexo causal entre el consumo privado y la creación neta de empleo no agrícola (i.e. contrataciones menos despidos en la ventana temporal de un mes), relación que puede verificarse en el siguiente gráfico entre la variación interanual del PIB y de la creación neta de empleo no agrícola del sector privado más la del gobierno norteamericano en sus tres niveles: federal, estatal y local. Véase la correlación positiva existente entre ambas series, la cual tiene sentido pues la mayor o menor creación de empleo la que permite un mayor o menor consumo de las familias.

 

Gráfico 3 Título: Correlación entre la Creación Neta de Empleo No Agrícola del Sector Privado + Gobierno YOY y la Variación Interanual del PIB. Resumen: Variación interanual del PIB norteamericano real expresado en histograma, Creación Neta de Empleo No Agrícola del Sector Privado más la del gobierno norteamericano en sus tres niveles: federal, estatal y local e índice S&P 500 -series trimestrales- (Fuente: Bloomberg y elaboración propia)

Market timing: nos va a dar la señal de cuando cubrir o vender la cartera

Es importante recordar que las recesiones suaves iniciadas en enero 1980 y julio 1990 no llegaron a generar venta sobre el índice S&P 500 si aplicamos el indicador creado por Welles Wilder en 1978, lo que evidencia que la utilización de esta técnica de allanado de series históricas introduce una ventaja adicional pues no sólo permite identificar el riesgo de mercado sino también su intensidad, la cual vendrá dada en función de la profundidad de la recesión.

Las señales de venta generada por el indicador Volatility System al cierre mensual de junio 2001 y marzo 2008 en la ventana temporal observada desde enero 1990, descrita en el gráfico 7, nos servirá para o bien deshacer la cartera de contado o cubrirla mediante venta de futuros o compra de puts, señalando además el nivel de precio y tiempo de salida de la cobertura donde además podremos reentrar largos en contado o incrementar la cartera, que para las anteriores señales de venta citadas se corresponden respectivamente con julio 2003 y junio 2009, lo que nos va a permitir mejorar muy notablemente la performance de nuestras carteras.

Los parámetros utilizados han sido optimizados por el método de fuerza bruta empleando como criterio de optimización el profit factor (e.g. un profit factor de 35 significaría que por cada punto de índice que pierdo aplicando este indicador gano 35 puntos) de todas las operaciones (largas y cortas) para una serie que da comienzo en enero de 1928 y que ha generado desde entonces 45 trades que podemos ver en la siguiente tabla y gráfico del P&L:

 

 

Gráfico 4: tabla de resultados desde el 1 de enero de 1928 y gráfico resultante de las operaciones generadas y el beneficio latente de la última posición larga iniciada el 30 junio 2009 valorada a fecha 4 de octubre 2019. Resumen: Resultados mensuales de aplicar el indicador de seguimiento de tendencia Volatility System sobre la serie mensual del índice S&P 500 desde enero 1928 utilizando el programa Trade Station alimentado por el API de un terminal Bloomberg (Fuente: Elaboración propia)

Para concluir vemos que a fecha de hoy del protocolo establecido para detectar un riesgo de cambio en el ciclo económico de EEUU sólo tenemos una señal que es la Curva Invertida en el 10-2 y que ninguna de las métricas del mercado laboral evidencia todavía síntomas de debilidad concluyentes, aunque si hemos constatado como la guerra comercial China-EEUU ha provocado no solamente a una caída del CAPEX (Capital Expenditure o Capital Spending) -i.e. la inversión en activos fijos para producir bienes y servicios- sino que ha afectado a la contratación como se evidencia en el descenso registrado por la creación neta de empleo no agrícola del sector privado, pasando su media móvil mensual de los últimos 12 meses desde lecturas positivas de +224k a +167k.

Estos decrementos van a requerir de una minuciosa monitorización por nuestra parte en los próximos meses, ya que un encarnizamiento de la guerra comercial podría continuar mermando la contratación hasta el extremo de llegar a una destrucción de empleo. Es de esperar que Donald Trump y su equipo de asesores eviten llegar a noviembre de 2020 destruyendo empleo en la empresa privada pues ello disminuiría radicalmente las posibilidades de obtener un segundo mandato, que es el principal objetivo de Trump por no decir el único.

Los otros cuatro conflictos que también debemos vigilar (y que también pueden afectar al ritmo de contratación) son la evolución del Brexit, las protestas en Hong Kong ante el riesgo de que desemboque en una intervención militar por parte de China, el enfrentamiento Irán-EEUU y el juicio político -impeachment- iniciado recientemente contra Trump.

 

Gráfico 5: Índice S&P 500 y el método de suavizado Volatility System (Wilder,1978) aplicado sobre la serie mensual. Resumen: Gráfico de velas del índice S&P 500 e indicador de seguimiento de tendencia Volatility System, el cual se mantiene a fecha de hoy 4 de octubre 2019 comprado desde junio 2009 desde 919,32 -serie mensual- (Fuente: Omega Research y elaboración propia).

Próximos Webinarios gratuitos

Estrategias de Inversión realiza 4 webinarios nuevos para los usuarios de Estrategias de Inversión. Aprende a poner un Stop, valores que más nos gustan en la bolsa, Indicadores Técnicos.

¡No te lo puedes perder!

Descubrelos pinchando aquí. 

 

 

Pide información