Son bastantes factores y muchos en contra. Vamos con ellos.
 

El primero de todos está en el fono, la reunión entre EEUU y China en donde se espera que la tensión sea máxima por el carácter de Trump. Nadie sabe qué puede pasar sabiendo que EEUU está maniobrando para acusar a China de manipulación de su moneda. La cautela es un factor a favor de ver al mercado no meter mucho más dinero en el largo plazo hasta que se aclaren las cosas.
 
Por otro lado, tenemos que el súper sector de automoción y recambios en Europa es el peor con -1,3% tras unas ventas de coches en EEUU no tan buenas y empezar a ofrecer un gráfico preocupante. Las matriculaciones en Europa siguen por buen camino, intentando compensar las cosas, pero todos los operadores son conscientes de que la rama que viene del diésel está tocada de muerte y los eléctricos todavía no pueden compensar las cosas.
 
La subasta de España de corto plazo ofrece tipos que han profundizado en las cifras negativas, lo que está sentando mal al sector bancario que cae -0,64%. Esto, junto con ver una inflación más floja de o esperado, ofrece menos soporte para el sector.
 
Punto positivo tienen la actual reducción del QE de 80.000 a 60.000 millones, pero claro, si con 80 la inflación se ha aflojado, con 60…. También hay palabras positivas desde la Comisión Europea sobre los bancos dañados de Italia, pero no parece tener demasiado efecto.
 
Recuerden que el BCE sigue sin tener claro que la mejoría de la inflación sea sostenible, y en estos momentos el precio del crudo está otra vez por debajo de los 50$. La resistencia de los mínimos de enero hace efecto, se le suma el constante incremento de las instalaciones en activo en EEUU y encima un repunte de la producción en Libia. Si el crudo baja y es el punto importante de la inflación, pues menos inflación y todo junto resta puntos a los bancos.
 
El Brexit también afecta, pues el tono desde Reino Unido se ha salido de madre y con personas hablando de guerra para mantener la soberanía de Gibraltar, comentarios que demuestran que están improvisando la salida de la UE al haberse olvidado del peñón en el documento de activación del Artículo 50.