Se espera una apertura confusa en Wall Street por la festividad del lunes pero con un fondo que puede ser más que interesante en el corto plazo que debemos tener en cuenta:
 
 
Estados Unidos está abocado a tener un papel más que interesante en toda esta crisis que se ha abierto la Unión Europea con la salida de Reino Unido. Pero antes de nada, vamos por partes.
 
Lo primero de todo es ser conscientes que el lunes es el día de la independencia de Estados Unidos, así que tenemos un largo fin de semana y muchos puede que estén ya de puente, lo que hace que el volumen pueda ser menor de lo esperado o incluso que hayan algunos valores o índices con momentos en donde aparezcan algunas ventas que no se sabe de dónde vienen, simplemente recogidas de beneficios por si acaso.
 
Lo importante de toda esta situación es ser conscientes de cómo se están colocando las piezas en el tablero tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Para comenzar, tenemos que todos bancos centrales dejaron de tocar música tiempo atrás y los mercados se vieron dañados por ello. Recordemos que fue la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra.
 
Después, otros dos bancos centrales del otro lado del mundo empezaron a tocar música otra vez para poder apoyar sus economías: el Banco Central Europeo y el Banco de Japón.
 
La salida de Reino Unido de la Unión Europea pone una situación especial al ámbito macroeconómico y todos los bancos centrales se han puesto de acuerdo a llevar acciones que no sean unilaterales para no dañar el comercio mundial. Ahora, siendo conscientes de la que se le puede venir encima a Reino Unido, el Banco de Inglaterra dice que tomarán medidas no solo en junio sino también en la reunión de agosto. Por lo tanto, un banco central que dejó de tocar música, empieza a tocar la otra vez.
 
¿Y cuál es la conclusión del mercado? Pues que a lo mejor la Reserva Federal empieza a tocar música otra vez. Prueba de ello es ver que la rentabilidad de las notas a 10 años y los bonos a 30 años de Estados Unidos tocan mínimos históricos.
 
Por lo tanto, ver que a lo mejor volvemos a tener una sinfonía de bancos centrales, lo que nos puede generar otra vez es nuevo flujo de dinero buscando riesgo y rentabilidades que no se encuentran en ningún otro sitio. Pero aquí, si Reino Unido puede tener algún que otro problema de fondo, la seguridad en el eje anglosajón la representa Wall Street. Así que debemos estar muy atentos a lo que pueda pasar en las próximas semanas.
 
De momento el índice británico ha recuperado todo lo perdido en este desagradable episodio y es la segunda vez que se coloca por encima de la directriz bajista que viene desde los máximos de 2015 nada menos:
 
ftse100

 
Extrapolando esto a los índices de los primos americanos, nos quedamos con dos. El primero de ellos es el más amplio de todos que es el NYSE. Como se puede observar el gráfico adjunto al cierre de ayer, nos estamos acercando otra vez a la zona de máximos de 2016 y nos mantenemos por encima de la directriz bajista que viene desde los máximos de 2015:
 
nyse

 
Por otro lado, si miran el gráfico adjunto del futuro del SP 500 junto con su volatilidad al cierre de ayer, seguimos bajo la influencia de una muy buena envolvente alcista en los mínimos del mes y una volatilidad que ha dado señal bajista en el MACD y que apoya a los activos de riesgo.
 
vix

 
Por lo demás, hoy vamos a tener datos macroeconómicos importantes, por lo que te podemos tener algo de volatilidad extra. Para empezar, 15 minutos después de la apertura tendremos la lectura final del índice de directores de compras de Estados Unidos, pero lo importante de verdad vendrá a las cuatro de la tarde, hora española, ya que tendremos el ISM de manufacturas, así que debemos estar atentos especialmente al de nuevos pedidos y empleo para saber si a medio plazo esto espabila o no.
 
Otro punto de movimiento lo podemos tener en el sector tecnológico junto con el índice de semiconductores, ya que Micron Tech presentó resultados ayer tras el cierre y han sentado fatal, pues también hay planes de recorte de costes que no han gustado y hacen que el valor se desploman cerca del 10% en el fuera de horas:
 
- Micron Technology presentó ayer resultados de pérdidas de -0,21 $, peores de lo esperado que eran -0,09 $ y mucho peores que el mismo período del año pasado que fueron beneficios de 0,42 $. Ajustados son pérdidas de -0,08 $.
 
Las ventas caen -25% hasta alcanzar los 2900 millones de dólares, peores de lo esperado.
 
Ha preparado un nuevo programa de recorte de costes pero todavía no ha dicho si eso va a costar empleos. En dicho programa quiere ahorrar cerca de 300 millones de dólares en su año fiscal 2017, con unos costes de dicho programa rondando los 70 millones.
 
Luis Javier Diez.