Se espera una apertura con un susto bajista bastante importante porque hay miedo palpable a que las promesas electorales de Donald Trump, aquello que nos hizo subir fuertemente desde noviembre, estén en peligro de muerte.


Nos adentramos en la sesión norteamericana y promete que va a ser complicada.

Todos los ojos están puestos en el clima político de Estados Unidos. Cada día pierde más enteros la popularidad del presidente y además también la percepción de la rentabilidad económica y política de su mandato.

Crecen día a día los comentarios negativos acerca de su vinculación con Rusia y además están empezando ya a comparar la situación actual con la del Watergate. Pero no nos engañemos, la preocupación principal del mercado no es lo que pueda pasar en la Casa Blanca, porque la democracia de Estados Unidos es muy potente y tienen mecanismos para defenderse de este contratiempo. El problema y preocupación principal de los inversores ahora mismo es toda la subida que lleva metida entre pecho y espalda el mercado norteamericano desde que terminaron las elecciones a finales del año pasado. Recuerden que toda esa subida estuvo basada única y exclusivamente en que se pusiesen en marcha las promesas electorales realizadas por Donald Trump en donde estaba la reforma sanitaria, la fuerte inversión en infraestructuras y además la reforma fiscal. Si el Gobierno se viene abajo y cada vez más republicanos están en contra de su propio presidente, estas reformas tienen cada vez un horizonte más lejano, por lo que también cada día se aleja más su efecto en la economía. Si al final esas promesas no se realizan, todo el mundo estaría muy pendiente de lo que pueda pasar con todo lo que hemos subido hasta el momento.

Por lo tanto, ahora todos los ojos están mirando a una correlación inversa a la que tuvimos desde noviembre (ojo con los bancos). Esto quiere decir que los activos que representan la seguridad están siendo muy vigilados, desde la deuda pública hasta los metales preciosos, así que debemos estar muy atentos sobre todos aquellos movimientos que enfatizan lo anterior. De momento la rentabilidad de la deuda de Estados Unidos está bajando y las mineras de oro están despertando, así que mucho cuidado.

 Además, el mercado de divisas está siendo muy claro con nueva debilidad por parte del dólar que contra el yen está descendiendo nada menos que -1,12%, lo que exporta debilidad del billete verde hacia todas partes haciendo que el euro se coloque ya por encima del 1,11 en un incremento del 0,3%, superando resistencias importantes y además poniéndole las cosas cada vez más complicadas a las exportadoras europeas.

Otro punto de atención, como todos los miércoles, será el mundo del crudo. Recuerden que ahora mismo el precio de referencia en Estados Unidos está subiendo y se ha colocado ligeramente por debajo de los 49 $ pero parece que está haciendo la digestión del cálculo de reservas semanales de crudo realizado por el Instituto API que ha visto un incremento de 0,88 millones de barriles.

No tenemos datos macroeconómicos de importancia, así que todo estará relacionado con algunos resultados empresariales, movimientos técnicos, miedo a las consecuencias del entorno político y noticias puntuales.

En resultados empresariales hoy tenemos:

- Target presenta unos resultados con unos beneficios netos por acción de 1,23 dólares, subiendo desde los 1,05 dólares del año pasado. Ajustados bajan de 1,29 dólares a 1,21 dólares, por encima de lo esperado que eran 0,89 $.

Las ventas bajan ligeramente pasando de 16.190 millones de dólares a 16.020. Las ventas en centros con más de un año baja al menos 1,3% pero las digitales suben el 22%.

Mantiene la expectativa de ver un descenso por debajo de -5% en las ventas en centros con más de un año. Consideran que han visto mejoría en el trimestre, especialmente en marzo.

Para el mercado se lo está tomando bien y sube cerca del 7% una vez presentadas las cifras.

En valores concretos tenemos:

- Walt Disney tiene una rebaja de recomendación a neutral por la preocupación del futuro sobre su cadena de deportes, aparte de las consecuencias de los piratas informáticos con los estrenos de sus nuevas películas.

- ConocoPhilips tiene una recomendación a comprar por parte de Jefferies.

- UnitedHealth tiene problemas al haber sido demandado por el Departamento de Justicia por hacerse con 1000 millones de dólares del plan de sanidad de Obama cuando no debería haberlo hecho.

En el apartado técnico, la situación no ha mejorado. Si se fijan en el gráfico adjunto, seguimos sin poder superar la zona de máximos con claridad tanto en el SP, NYSE y en el Dow Jones de industriales y de transportes no hemos conseguido ni siquiera acercarnos. El único que se está viendo favorecido de toda esta situación es el Nasdaq.

Luis Javier Diez.