Se espera una apertura en Estados Unidos ligeramente alcista con los ojos puestos en los comentarios que puedan hacer miembros de la Reserva Federal y las consecuencias de tener una baja volatilidad no vista en décadas.


La apertura de Estados Unidos parece que va a ser con signo positivo, pero no parece que tenga mucha fuerza en estos momentos porque Europa está intentando cambiar de dirección con respecto a la sesión de ayer, pero no tenemos suficiente fuerza como para poder en peligro los máximos del año alcanzados este mes.

Ya todo el mundo está pasando página con respecto a la amenaza de las elecciones francesas y creando las hojas de ruta de las amenazas siguientes, donde en Estados Unidos hay dos muy claras: la posibilidad de que Donald Trump no acabe de entregar lo que prometió en las elecciones y que la Reserva Federal no solo siga con su ritmo de subidas de tipos de interés sino que también los incremente.

Si se fijan en el gráfico adjunto donde tenemos puestos los principales índices de Estados Unidos, tenemos que el NYSE, el Dow Jones de industriales, Nasdaq compuesto y el SP 500, están cerca de la zona de máximos del año, por lo que hacen falta cosas muy potentes para poder conseguir una rotura limpia y buscar más altura. Si se fijan en el Dow Jones de transportes, empezamos a tener ya una divergencia clara con respecto al de industriales y eso siempre hay que vigilarlo en el medio plazo porque acaba siendo malo para el mercado.

La temporada de resultados está siendo positiva y eso ayuda a aguantar las valoraciones, pero sigue predominando el comentario en el mercado de que el valor de la bolsa norteamericana es muy caro con respecto a Europa, por lo que seguimos teniendo apoyo con respecto a ellos.

Desde el viernes pasado tenemos una verdadera ristra de comentarios de personas importantes de la Reserva Federal que podemos calificar de tres maneras:

- Por debajo de la media de la Reserva Federal

- En la media de la Reserva Federal

- Por encima de la media de la Reserva Federal

El comentario de “por debajo de la media de la Reserva Federal” se refiere a aquellos que les gustaría ver algo más de potencia tanto de la inflación como la economía para poder seguir subiendo los tipos de interés, pero a decir verdad son extraordinariamente pocas las personas que piensan de esa manera.

“Dentro de la media” se refiere precisamente a eso, la mayoría cree que el ritmo subidas de tipos de interés adecuado.

“Por encima de la media” se refiere a aquellos que piensan que la economía está yendo bien y justifica plenamente las subidas de tipos de interés pero no debemos pereder oportunidad para subirlos un poco más en caso de la economía se fortalezca. En esta zona, empieza ya a haber más de uno y de dos, por lo que muchos creen que hay probabilidades bastante importantes de que tengamos más de cuatro subidas de tipos de interés este año.

Con respecto a la volatilidad, ya lo hemos comentado a lo largo del día, el VIX está en niveles no vistos hace 20 años, así que todo el mundo piensa que el riesgo de una corrección va creciendo día a día, algo que pone nervioso a muchos porque francamente complicado encontrar el momento exacto en el que se va a producir. Algunos piensan que el peligro se incrementará cuando la deuda a 30 años se coloque por encima del 3% de forma cómoda, ya que cuanto más alta sea la rentabilidad a largo plazo, más tranquilidad ofrece a aquellos que fueron expulsados al riesgo para buscar algo de rentabilidad.

Luis Javier Diez.