Se espera una apertura en Estados Unidos algo confusa porque de fondo seguimos teniendo problemas geopolíticos, hay valores con mucho movimiento por noticias corporativas, pero las vacaciones están empezando ya a hacer mella en los operadores.

Comenzamos una nueva sesión en Estados Unidos en donde la tensión geopolítica sigue siendo una máxima prioridad en los mercados.

Se siguen sucediendo las reacciones desde Irán y Rusia al ataque con misiles de larga distancia por parte de Estados Unidos asiría, lo que ha hecho que el régimen de Corea del Norte haya soltado más de una bravuconada e incluso haya mentado la guerra nuclear.

Donald Trump no sea achanta y ha hecho uso de Twitter para contestar a Corea, diciendo que si quiere China ayudar todo ira muy bien, pero en caso contrario, ellos pueden con el problema de Corea del Norte sin ayuda de nadie.

Como vemos, la tensión va en aumento y nadie sabe qué puede pasar.

Por otro lado, nos vamos acercando a fechas señaladas de vacaciones y el mercado se está quedando poco a poco un poco más muerto, pero noticias puntuales sobre valores nos están dando algo de movimiento.

El sector de Aerolíneas es uno de los más movidos tanto en Europa como en Estados Unidos, ya que varias compañías han presentado cifras de tráfico mejores de lo esperado, por lo que Lufthansa lo está haciendo muy bien en Alemania y también IAG.

El precio del crudo se sostiene por encima ligeramente de los 53 $, algo negativo para las aerolíneas, pero el aumento de tráfico y de negocio intenta compensar la situación, así que de momento cómputo es positivo.

La tensión geopolítica favorece el aumento de precios del crudo, así que el sector de la energía sigue buscando ese rebote desde el soporte del 38,2% del retroceso de figuras y de la subida desde los mínimos significativos del año pasado.

Además, los comentarios de la Reserva Federal también apoyan, aunque muchos se han quedado con dudas acerca de lo que realmente quiso decir la presidenta en el día de ayer. El comentario principal fue que se pasa de un momento de aceleración a uno de velocidad de crucero, así que por un lado está la interpretación que podamos hacer sobre las subidas de tipos de interés, los tiempos en donde se tenía intención de hacer tres subidas pero al final sólo hubo una, pero también hay una interpretación económica, donde la recuperación de la economía de Estados Unidos se mantiene estable.

Pensando en lo anterior sobre la economía, Morgan Stanley dice que podría haber un aumento de los mercados del 30%, muy parecido a lo que pasó antes del 2000, pensando que hay un movimiento cíclico positivo… Pero mucho cuidado, porque hay que recordar cómo acabó ese movimiento alcista que comenzó en 1999, algo que ellos también recuerdan, pero advierte que la parte final es la más jugosa. Tomen esto como lo que suele pasar cuando entramos en sobrecompra. El indicador entra en la zona, pero justo cuando entra el valor o el subyacente tiene una cierta aceleración, que es la que más tienta.

Pasando a los bancos, recuerden que el mes pasado tocamos la sobrecompra y las veces que en el indicador mensual tocamos la sobrecompra, tenemos problemas delante. Muchos están mirando de reojo las cifras de venta de vehículos muy pobres que tuvimos hace bien poco, lo que lleva directamente hacia el mercado de préstamos para su compra. Si los próximos meses se confirma que el mercado automovilístico empieza a decaer, debemos estar muy preparados para algo, y este tipo de movimientos suelen indicar que hay problemas económicos para poder comprarlos, se accede más a la financiación, pero mucho cuidado si empieza a haber impagos en dichos préstamos, pues es algo lógico tras estar durante tanto tiempo concretos muy baratos y abundantes.

Por otro lado, Apple volverá a traer atención, ya que el mercado ha entrado en modo pánico en algunos valores que producen suministros para la marca de la manzana, haciendo que se desplomen en bolsa. Parece que los valores grandes tecnológicos han aprendido durante este tiempo a hacer lo que ellos quieren sin necesidad de un tercero, así que tanto Samsung como Apple parecen que iniciar un movimiento de auto creación de productos que reducirá los costes y además potenciará sus ideas. Además, mucho ojo, porque están apareciendo informes que dejan en muy mal lugar a los últimos productos de la compañía en cuanto ordenadores se refiere, porque otros aparatos por una mísera fracción del precio de Apple, tienen un rendimiento brutalmente superior.

En el aspecto técnico, seguimos parados. Vean que no podemos avanzar en el Nasdaq compuesto, el Dow Jones de industriales aprieta las zonas de resistencia y el de transportes es el único que claramente intenta romper al alza apoyado en el crudo.

Luis Javier Diez.