Se espera una apertura en Wall Street  alcista por rebote tras el día de ayer e intento de recuperación del precio del crudo. Algunos resultados empresariales van a pesar en contra, pero en general parece que estamos dejando el tiempo pasar hasta las elecciones francesas.

Nos acercamos al fin de semana y también al evento que todo el mundo está mirando con lupa que es la primera vuelta de las elecciones francesas.

Por lo que respecta al mercado en general, los resultados empresariales sigue su rumbo y hemos tenido unos cuantos bastante importantes, que nos dejan varios valores del Dow Jones con sorpresas negativas, otra vez:

- eBay presentó ayer tras el cierre unos resultados ajustados con unos beneficios de 0,49 $, subiendo desde los 0,47 $ del año pasado y ligeramente por encima de los 0,48 $ esperados.

Con respecto a las ventas, suben de 2100 millones de dólares hasta los 2200, más o menos en lo esperado.

Para las previsiones de todo el año, se queda más o menos en lo esperado tanto en beneficios como en ventas.

Con respecto los usuarios, hay 2 millones de usuarios activos nuevos, lo que amplía su base hasta los 169 millones, aunque no todos tienen una presencia muy activa.

- Qualcomm presentó ayer tras el cierre unos resultados con unos beneficios de 0,5 $. Ajustados son unos beneficios de 1,34 dólares, por encima de los 1,19 dólares esperados.

Con respecto a las ventas, las cifras ofrecen 5000 millones de dólares pero ajustada suben a 6000 millones, por encima de lo esperado.

- Travelers presenta resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 2,17 $, peor de lo esperado que eran 2,41 $. Bajan desde los 2,3 $ del año pasado. Ajustados son 2,16 $, también peores de lo esperado.

Las ventas suben desde los 6686 millones de dólares hasta los 6942, mejor de lo esperado.

Para compensar el resultado, sube el dividendo hasta los 0,72 $, un incremento de casi el 8%, y además se incrementa el programa de recompra de acciones en 5000 millones de dólares. Más evidencias de que no hay inversión en el propio negocio y si salida de capitales del mismo.

- Philip Morris presenta unos beneficios por acción del primer trimestre de 1,02 dólares, ligeramente peor de lo esperado que eran 1,03 dólares. Suben desde los 0,98 $ del año pasado. Ajustados son 0,97 $, también peores de lo esperado.

Las ventas bajan -0,3% hasta situarse en los 6100 millones de dólares, bastante peor de lo esperado.

Con respecto a las perspectivas, creen que para todo el año tendrán un incremento de las ventas de entre 4% y el 6% y además sube la perspectiva de beneficios por acción.

De momento el mercado no se está tomando bien las cifras y está haciendo que en el fuera de horas caiga algo más del -3%.

- DR Horton presenta unos resultados con unos beneficios por acción de 0,6 $, por encima de lo esperado que eran 0,5 $ y subiendo desde los 0,52 dólares del año pasado.

Las ventas de casas suben el 17,6% hasta alcanzar los 3160 millones de dólares.

- Verizon presenta resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 0,84 $, peores que los 0,98 $ esperados y bajando desde los 1,06 dólares del año pasado. Ajustados son 0,95 $, ligeramente peores de lo esperado.

Las ventas bajan desde los 32.170 millones de dólares hasta los 29.810, también peor de lo esperado.

- American Express presentó ayer tras el cierre unos beneficios del primer trimestre de 1,34 dólares, bajando desde los 1,45 dólares del año pasado pero por encima de los 1,28 $ esperados.

Las ventas bajan el 2% hasta los 7900 millones de dólares, pero por encima de lo esperado. El gasto de los clientes subió el 8%.

Con respecto a los datos macro, tenemos un paro semanal que sigue muy bajo, dando total apoyo a la economía y a la Reserva Federal es subir los tipos de interés, pero los índices de la Reserva Federal de Filadelfia son los que han dado el susto, ya que se alejan todos, o casi todos, de la zona de máximos y muestran un cierto enfriamiento de todas las correlaciones activadas tras la elección de Donald U como presidente de Estados Unidos.

30 minutos después de la apertura tendremos los indicadores adelantados de la Conference Board, por lo que puede haber algo de volatilidad, pero hay otros factores más importantes en los que fijarse en el corto plazo.

Importantes son los comentarios de Powell, de la Reserva Federal, que pueden intentar ayudar un poco al sector bancario que en el gráfico de meses está bastante dolido al estar afectado por tocar la sobrecompra hace bien poco. En concreto dice que muchas de las reglas que se han colocado son nuevas y que con el retorno al crecimiento de la economía y el sistema bancario tener salud, es hora de revisar las reglas que se han colocado en el sector como consecuencia de la crisis financiera. Esto podría ir a favor de las tesis de Donald Trump de desregularizar el sector, lo que puede traer crecimiento en el corto plazo, pero será la semilla de una nueva crisis en el largo. Además, considera que podría ser contraproducente para la economía inundar a los equipos directivos de los bancos con una burocracia que no les permite dar lo máximo para generar crecimiento económico.

En el apartado técnico, nada ha cambiado. Ayer se intentó un toque alcista por algunos buenos resultados, pero otros compensar la situación y lo que fue muy perjudicial para todos los activos de riesgo fue el desplome del precio del crudo, que en los últimos tiempos está delineando el entorno técnico de forma magistral.

En el Nasdaq compuesto, seguimos por debajo de la zona de máximos y el RSI tampoco acaba de cambiar de dirección.

Con respecto a los Dow Jones, situación también igual, ninguno de los dos consiga cambiar de dirección, por lo que seguimos en un entorno de espera y ya veremos qué pasa con las elecciones francesas.

Luis Javier Diez.