Se espera una apertura confusa en Wall Street por la pelea entre buenos resultados de las empresas tecnológicas más punteras y la digestión de la decepción de Trump y un dato de PIB del Q1 peor de lo esperado pero con base positiva.


Nos adentramos en la última sesión de esta semana en los mercados norteamericanos y, al igual que ayer, la principal atención va estar colocada tanto en los resultados empresariales como en los datos macroeconómicos.

Recuerden que la presentación de las líneas generales del plan fiscal de Donald Trump ha decepcionado y además aparecen ya encuestas que hablan sobre lo que esperan los inversores de dicho plan y de momento gana la opción de no ver nada durante 2017.

Lo primero, los datos macroeconómicos. Hemos tenido una inflación en la zona euro superior a lo esperado que ha eclipsado las intenciones que quería transmitir el BCE en el día de ayer diciendo que no tenía plena confianza en que se alcanzase el objetivo, por lo que el euro ha estado favorecido, hemos tenido subida de rentabilidades y además el sector bancario ha mejorado.

En Estados Unidos, la estrella es la lectura del producto interior bruto del primer trimestre que ha quedado mucho peor de lo esperado. Sigue habiendo crecimiento, pero ni de broma es tan grande como se esperaba.

Dentro de los múltiples datos que componen el dato, hay que fijarse lo siguiente:

El último trimestre del año pasado tuvo un considerable aumento del gasto del consumidor, pero las empresas apenas estaban invirtiendo, algo que hacía notar la Reserva Federal en sus comunicados. En esta ocasión lo que tenemos es lo contrario, el gasto del consumidor sigue aumentando pero ha frenado muchísimo y es la inversión empresarial la que ha despuntado con muchas ganas. Quizá está relacionado con los planes que ha puesto Donald Trump encima de la mesa, pero lo que tenemos es un dato que al principio asusta un poco por ver con la mano en el bolsillo al consumidor, pero en el medio plazo es muy positivo ver que las empresas se mueven, por lo que es un dato que requiere cierta digestión.

Con respecto a los resultados empresariales, ayer el Nasdaq volvió a crear un nuevo máximo centrado en los datos de las tecnológicas y a la espera de los grandes nombres que conoceríamos tras el cierre de la sesión. Hoy ya los tenemos encima de la mesa, y con todo, el mercado sigue estando muy parado. Veamos las cifras de los más importantes:

- Microsoft tiene problemas en el fuera de horas con un descenso cercano -1% ya que las ventas en su tercer trimestre no alcanzan lo esperado y es que se sigue viendo movimiento desde los productos tradicionales a los servicios en la nube, lo que pasa es que como son más baratos todavía no compensan, aunque en el largo plazo son increíblemente más caros que los productos tradicionales. El área de computación personal es la que más ha decepcionado porque tiene un descenso de enero 7,3%... Y la plataforma de computación en la nube tiene un aumento de nada menos que del 93%.

- Con respecto a Amazon, tiene un ascenso superior al 4% con unos resultados de su primer trimestre mejores de lo esperado gracias a las ventas online y el negocio en la nube. Las ventas dentro de Estados Unidos suben más del 23% y las ventas netas suben más del 22%.

- Alphabet (Google) tiene unos resultados del primer trimestre con unas ventas mejores de lo esperado y sube también algo más del 4% en el fuera de horas. Las ventas de publicidad suben el 18,8% y despejar algunas dudas con respecto a lo que estaba pasando con los anunciantes en YouTube.

- Intel presentó ayer unos beneficios por acción de 0,61 $. Ajustados son 0,66 $, ligeramente por encima de los 0,65 $ esperados.

Las ventas crecen hasta los 14.800 millones de dólares, una subida del 8%.

Para 2017 sube la proyección de beneficio ajustado hasta los 2,85 $ y para las ventas lo sube a 60.000 millones, por encima de lo conseguido el año pasado.

- Colgate-Palmolive presenta unos resultados con unos beneficios por acción de 0,64 $, peor de lo esperado que eran 0,66 $ pero subiendo desde los 0,59 $ del año pasado. Ajustados son 0,67 $, mejor de lo esperado.

Las ventas se mantienen en 3760 millones de dólares, sin cables con respecto al año pasado, por debajo de lo esperado.

Para las previsiones, espera que no haya cambios con respecto al año pasado tanto los beneficios por acción como el aumento del margen, algo que no está sentando bien en preapertura.

- General Motors presentó resultados del primer trimestre con unos beneficios por acción de 1,7 dólares, por encima de los 1,45 $ esperados.

Las ventas se sitúan en 41.200 millones de dólares, un incremento del 11% y por encima de lo esperado. El punto negativo es que sigue perdiendo dinero en Europa aunque esto se reducirá en el futuro porque ya tendrá lugar próximamente la venta de Opel a Peugeot.

- GoodYear presentó resultados del primer trimestre con unos beneficios de 0,65 $, ligeramente por encima de los 0,63 $ esperados y bajando desde los 0,68 $ del año pasado. Ajustados son 0,74 $, mejor de lo esperado.

Las ventas suben desde los 3690 millones hasta los 3700, no es demasiado movimiento pero está claramente por debajo de lo esperado. Las ventas en Estados Unidos apenas se mueven y además el volumen vendido de neumáticos baja el 4% hasta los 40 millones.

- Exxon presenta resultados con unos beneficios de 0,95 $, por encima de lo esperado que eran 0,85 $ y subiendo fuertemente desde los 0,43 $ del año pasado.

Las ventas suben desde los 48.700 millones de dólares hasta alcanzar los 63.300, bastante peores de lo esperado.

- Royal Caribbean presenta unos beneficios de 0,99 $, mejor de lo esperado que eran 0,92 $ y subiendo fuertemente desde los 0,46 $ del año pasado.

Las ventas suben de 1920 millones de dólares a 2010, justo lo esperado.

Con todo esto, sube su perspectiva de beneficios por acción ajustados para todo el año a una horquilla de entre 7 dólares y 7,2 $ desde 6,9 $ y 7,1 $.

Con respecto a los datos macro, no hemos terminado,15 minutos después de la apertura tendremos el indicador de directores de compra de la región de Chicago y 30 minutos después de la apertura la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan. Recuerden que muchas personas han estado notando que hay una divergencia bastante importantes entre el sentimiento del consumidor, que está muy alto, y lo que realmente está soltando de su cartera, cosa que ratifica el frenazo en el gasto del consumidor que hemos visto en el Producto Interno Bruto.

En el aspecto técnico, vean los futuros sobre índices más importantes de Estados Unidos en donde sigue mandando la figura de vuelta karakasa invertida en la mayoría de ellos pero es en el tecnológico, el Nasdaq compuesto, el que ha conseguido superarla. Mientras no superemos los máximos en el resto, seguimos en un ambiente de cautela.

Luis Javier Diez.