Se espera una apertura bajista en Estados Unidos pero no tan fuerte como la que estamos teniendo en Europa, porque ellos están viendo los toros desde la barrera. Ahora hay que ver las correlaciones que puedan presentarse entre los sectores más dañados en Europa con los de Estados Unidos, como los de materias primas y los bancos. A partir de ahora es un problema de tiempos, sentimiento económico y ver si se llega a un acuerdo rápido, sólido y de largo plazo para que las empresas puedan rehacer sus planes de inversión.
 
Y le llega el turno del viernes negro a Estados Unidos. Los futuros en el nocturno apuntan a descensos ligeramente superiores al 3%, pero ni de broma es el desplome que estamos teniendo Europa donde tenemos Alemania bajando casi -7% o el Ibex 35 que están casi -13%.

En Europa tenemos desplomes en todas partes, sin excepción, con protagonismo absoluto de los bancos porque ahí están los grandes damnificados porque están metidos los británicos y los españoles, donde tienen mucho cruce de intereses al igual que los italianos, franceses, etc. lo impensable, ha pasado.

Sin embargo, Wall Street ve esto desde la lontananza y además uno de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos ha incluso aplaudido el gesto de Reino Unido y dice que quiere estrechar lazos, así que volvemos a tener una cierta separación entre el mundo anglosajón y el eje francoalemán, lo que puede traer tensiones geopolíticas en el largo plazo.

Buscando similitudes de movimiento entre Europa y Estados Unidos, los bancos van a tener problemas, pero en Estados Unidos quien va a sentirse beneficiado posiblemente sean las mineras de oro, ya que los activos seguros son los que más están de moda en el día de hoy. Los diferenciales de la deuda periférica de la zona euro se están disparando no sólo porque hay más peligro de inestabilidad en la zona, sino porque se está demandando deuda alemana y además la rentabilidad se ha vuelto a meter fuertemente en negativo, por ejemplo en el plazo de 10 años. Que sigan aumentando los precios en la deuda alemana es algo bastante difícil, precisamente porque el carácter de seguridad hace que no se pueda invertir en ellos porque la única manera de ganar dinero es vendérselo alguien con un precio mayor, por lo que no sirve de mucho en el muy largo plazo. Sin embargo, el que sí tiene ese tipo de carácter es el oro. En estos momentos el metal amarillo está subiendo más del 5% y tienen un muy fuerte apoyo todas las mineras de oro, así que el índice de Gold Bugs, que son las mineras de oro que no cubren la producción en el corto plazo, estarán también muy apoyadas. Esto puede ser algo que intente compensar la negatividad en el sector de materiales, pero el golpe que van a tener los grandes índices puede que compense esta situación porque, por ejemplo, en este sector en particular el que más pondera está dentro del Dow Jones y será golpeado exactamente igual que el resto.

El eurodólar está bajando fuertemente porque el dólar en este cruce representa la seguridad, así que las materias primas como el crudo tienen problemas y el de referencia en Estados Unidos está bajando casi -4,5%, en previsión de nuevos problemas en la economía mundial. Sin embargo el dólar está dañado en el dólar yen, porque aquí el yen representa la seguridad. Recordemos que este par se suele utilizar para endeudarse en yenes y utilizar el préstamo para meterlos en activos en dólares que renten más que los intereses del préstamo, por lo que sale una jugada ganadora. Por lo tanto, cuando hay problemas, se deshace la posición, se cierra el préstamo y ahí sale un interés comprador muy fuerte en la moneda nipona, pero claro, una fuerte apreciación de la moneda nipona lo que hace es apretar las tuercas al Banco de Japón y hay que estar muy vigilantes por si dan un paso al frente exactamente igual que ha hecho el Banco Nacional de Suiza para contener el tsunami de búsqueda de seguridad en su moneda y así intentar contener los poemas económicos que puede dar lugar esa fortaleza extra de su moneda.
 
En este momento no existe otra cosa más que la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Absolutamente todo se ha focalizado brutalmente en los tiempos administrativos para cerrar el acuerdo de salida y la creación de un tratado de comercio entre estas dos nuevas partes. Debe ser hecho a toda velocidad y de la forma más sólida posible, para dar un marco legal seguro, fiable y de largo plazo a las empresas para que puedan reajustar sus planes de inversión y las operaciones que tengan en los distintos países, porque ahora estamos hablando de una salida del mercado único, así que encarece todo en todas partes. Estados Unidos está mirando los toros desde la barrera, por lo que en cierto sentido puede verse menos dañada directamente que las dos partes protagonistas en el día de hoy.

Si hacemos caso los futuros del nocturno, tendríamos una apertura en el Dow Jones que estaría ligeramente por debajo de los mínimos del mes, intentando romper el rango establecido de espera al resultado del referéndum. Repetimos que es un problema de largo plazo y de tiempos, así que no va a ser incertidumbre de un solo día, ahay que echarle paciencia y tiempo.

dj


Mientras tanto, la economía sigue su curso, los resultados empresariales también y los datos macroeconómicos. En este caso antes de la apertura hemos conocido los pedidos de bienes duraderos del mes de mayo que nos han dado una mala noticia, pues tanto la cifra general como la que se ofrece sin transportes es negativa. Ya saben que los bienes duraderos son aquellos bienes superiores a una duración de tres años, por lo que son unos bienes de inversión muy importantes que muestran apuesta por crecimiento de medio plazo. Necesitamos que sea el mejor de lo esperado y no es un buen resultado para el producto interior bruto que el segundo trimestre no se empiece con buen pie, ya que lo de hoy elimina mucha de la mejora del mes pasado.

Ahora, más que nunca, tenemos que mirar este gráfico que tienen aquí, que es el europeo Stoxx 600 con el NYSE norteamericano. Como pueden ver, la fuerza comparada entre ambos rebotó en una zona de soporte y volvió a impactar contra la directriz bajista del canal, si ahora Europa está cayendo mucho más fuerte que Estados Unidos, volverá otra vez hacia abajo y quizá a perforar el soporte, por lo que Europa sigue haciéndolo peor que Estados Unidos.
 
stoxx

Luis Javier Diez.