Se espera una apertura en Wall Street ligeramente alcista por la gran cantidad de resultados empresariales a digerir hoy. El plan de Trump queda en suspenso y a la espera de valoración, pero de momento se está tomando más en consideración la dificultad que tiene Trump para ganar apoyo político que las grandes intenciones que se reflejan en ese plan fiscal.

Entramos en la parte final de la semana y hoy en concreto en Estados Unidos vamos a tener varios factores:

El primero de ellos es una especie de segunda parte de la digestión que ya comenzó en la parte final de la sesión de ayer del anuncio de esa reforma fiscal tan ansiada presentada por Donald Trump y en donde todo el mundo nos quedamos helados. Nos dejó muy prados la presentación porque todo lo que se tenía que decir cabía prácticamente en un folio, había una ausencia total de detalles y recuerden que la nueva administración se ha hecho famosa por no poder llevar a cabo sus medidas estrella, ya que no tiene el apoyo total del partido republicano ni tampoco de la oposición, así que queda mucha negociación por delante. Ahora, todo el mundo está de acuerdo en que si sale tal como se ha planteado, será un aumento importante de la potencia alcista de los mercados, aunque puede que no sea inmediata, sino que le cueste un poco, pero la rebaja a los más pudientes y a las empresas, traerá un mayor rendimiento económico que se traducirá en una mayor valoración de las empresas en los mercados, que podría traer consigo mayor recompra de acciones y aumento de dividendos.

Por otro lado, tenemos la temporada de resultados, especialmente hoy que hay un gran número de empresas que están presentando los suyos y que empiezan ya a ser de segunda y de tercera fila, por lo que hay muchas turbulencias que asimilar. Entre los más destacados hoy tenemos:

- Comcast presenta resultados de beneficios por acción de 0,53 $, por encima de los 0,44 dólares esperado y subiendo desde los 0,43 dólares del año pasado.

Las ventas suben de 18.790 millones de dólares a 20.463.

- Bristol-Myers Squibb presentó resultados por acción de 0,94 $, por encima de los 0,71 $ del año pasado y por encima de los 0,72 $ esperados. Ajustados son 0,84 $, también mejor de lo esperado.

Las ventas suben de 4390 millones de dólares a 493.000 millones, por encima de los 4750 esperados.

Con todo esto, sube las perspectivas de beneficios por acción para todo el año a una horquilla de 2,85 $ a tres dólares desde 2,7 $ a 2,9 $.

- Ford presenta unos resultados de beneficios por acción de 0,39 $, por encima de lo esperado que eran 0,34 $. El beneficio neto los tres primeros meses del año baja fuertemente hasta los 1600 millones de dólares desde los 2500 millones del primer trimestre del año pasado.

Las ventas en el primer trimestre en Estados Unidos han sido débiles y además ha tenido que afrontar costes de reparación de modelos ya existentes junto con mayores precios en la producción.

- American Airlines presenta beneficios del primer trimestre de 0,46 $, bajando fuertemente desde los 1,14 dólares del año pasado. Ajustados son 0,61 $, subiendo con respecto a los del año pasado.

- UPS ha presentado beneficios del primer trimestre de 1,32 $, subiendo desde los 1,27 $ del año pasado y mejores de lo esperado.

Las ventas ascienden hasta los 15.320 millones de dólares, lo que supone un incremento del 6,2%, por encima de lo esperado. Dentro de Estados Unidos tiene un crecimiento del 4,3% en las ventas.

Para las perspectivas, reafirma sus cifras para 2017.

En el plano macroeconómico, tenemos el paro semanal que ha quedado peor de lo esperado pero sigue claramente por debajo de los 300.000, los pedidos de bienes duraderos sin transportes también han decepcionado metiéndose en negativo y además los inventarios mayoristas no aumentan, por lo que estamos en una especie de punto muerto a la espera de más acontecimientos.

Esto no acaba aquí, ya que 30 minutos después de la apertura tendremos la venta de viviendas pendientes de escriturar. Recordemos que las tasas hipotecarias de largo plazo han descendido mucho y colocado a niveles cercanos al comienzo de la legislatura actual, algo que ha estado ayudando a que el sector inmobiliario tenga cierta nueva juventud, aunque hay mucha más actividad de refinanciaciones que de compras.

En el apartado técnico, vean cómo quedaron los principales índices de Estados Unidos en el día de ayer. Lejos de los máximos de la sesión y dejando múltiples karakasas invertidas en los máximos, así que el máximo de ayer es el punto a vigilar porque mientras no lo superemos, tenemos peligro de decepción. También debemos poner algo de filtro precisamente por la gran cantidad de resultados empresariales que hemos conocido en el día de hoy y en las próximas sesiones, así que dentro del intradía podemos estar sometidos a algo de volatilidad.

Luis Javier Diez.